Saturday, May 24, 2014

Buenas Noticias: Éxito indudable de la primera cirugía que corrige la escoliosis y deja paso al crecimiento

 
Todo un avance para los afectados por la escoliosis. Y es que expertos de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío utilizaron una nueva técnica que consiste en corregir la escoliosis de aparición precoz preservando el crecimiento de la columna del paciente.


La primera intervención de este tipo en toda Europa tuvo lugar el pasado mes de marzo en Sevilla y como nota cabe destacar que la paciente logró corregir hasta un 60% de la curvatura anómala de su columna. En este caso, la pionera fue una niña de 11 años a quien se le detectó la malformación el año pasado.

Se estima que el resto de la deformidad termine de corregirse a lo largo de este año. Más de quince profesionales entre ellos especialistas de distintas categorías de las unidades de Ortopedia Infantil y Columna, Cirugía Pediátrica, Anestesia Pediátrica y Neurofisiología participaron en la intervención.

Uno de los expertos aseguró que la operación duró unas cinco horas y tras diez días en el hospital, la niña pudo salir andando del hospital, "sin muchas molestias, con una evolución más que favorable". La técnica en cuestión es toda una novedad y ya se ha ganado el aplauso de miles de sanitarios.

Concretamente es la técnica del tirante raquídeo anterolateral, que consiste en fijar un cordón flexible a diferentes vértebras mediante tornillos de titanio a fin de controlar el crecimiento de la curvatura de la columna. “La idea es aprovechar el crecimiento natural del menor para corregir la escoliosis, de manera que fijamos la parte que no queremos que crezca (la parte convexa de la curva) y dejamos libre la que conviene que aumente para compensar la curva y tratar de minimizarla (la parte cóncava)”, explicó.

Las técnicas clásicas, orientadas a fusionar las vértebras del paciente, obligan a los expertos a retrasar la intervención ya que se desaconsejan por debajo de los once o doce años, con objeto de minimizar las consecuencias que esta cirugía tiene sobre el crecimiento del paciente (le puede restar entre cinco y diez centímetros sobre la talla final).

La colocación del tirante anterolateral, en cambio, parece que solo supone una pérdida de altura de uno o dos centímetros. Asimismo, permite intervenir al paciente a través de tres pequeñas incisiones laterales, evitando la cirugía abierta de columna. Esto llega a ser vital en el posoperatorio puesto que es menos doloroso y más tolerable.

“A su vez esta técnica, al permitir el movimiento de los discos intervertebrales, supone la conservación de la movilidad de la porción de columna que se interviene, circunstancia que no se da con las técnicas convencionales en las que el tramo de columna operado termina formando un bloque rígido”, explicaron.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, junto al jefe de la Unidad de Ortopedia Infantil del Virgen del Rocío, David Farrington, acompañados de los padres de la niña Pilar y Antonio, fueron quiénes contaron al mundo los resultados positivos de la operación.
Fuente: Hechos de Hoy

No comments :

Post a Comment