Monday, August 25, 2014

7 Secretos de mi abuelita para que siempre tengas hierbas frescas en tu cocina

 
¿Te ha pasado que compras perejil, albahaca y cilantro fresco y terminas botando más de la mitad? Y si eres como yo que te encanta cocinar con hierbas ¿terminas gastando una fortuna comprando romero, tomillo y salvia

Es que las hierbas frescas las venden a precio de oro en el supermercado y lo peor es que terminamos desperdiciándolas. 

Para que ahorres tiempo y dinero y tengas siempre tus hierbas frescas a mano, sigue leyendo que comparto los secretos de mis dos abuelas. No te los pierdas.

Sea que compres tus hierbas en el súper o que las tengas sembradas en macetas, presta atención porque ahora con la llegada del otoño querrás conservarlas para que te duren más. Estos los secretos de mis abuelas:
  1. Hierbas como el perejil y el cilantro se conservan por unos días en un frasco con agua en la nevera. Sin embargo, al cabo de 3-4 días comienzan a podrirse los tallos, así que no tienes previsto usarlas todas, los  siguientes métodos son más duraderos.
  2. Para que el perejil te dure fresco hasta un mes en el refrigerador, inmediatamente después de comprarlo, quítale las hojitas y sin lavarlo, ponlo en un frasco con tapa. Guardas el frasco en tu refri y lo usas cuando lo necesites.
  3. Otro truco que me fascina y que aplica para cualquier hierba fresca, es lavarlas, incluso con tallo, y secarlas muy bien en una centrífuga de secar lechugas. Una vez secas las hojas, vas a preparar un contenedor tipo tupperware con una toallita de papel absorbente en el fondo, colocas las hierbas, y cubre con otra toallita de papel, Lo pones en la nevera destapado para que se enfríe. Una vez frío, lo tapas y veras cómo prolongas la vida de tus hierbas.
  4. Coloca las hierbas sin tallo en una cubeta de hielo y completa con agua. Cuida de que las hierbas estén sumergidas y congela. Estos hielos los puedes usar para cocinar y también para enfriar limonadas y aguas frescas.
  5. Una de mis formas favoritas de conservar las hierbas es picándolas y poniéndolas en cubetas de hielo con aceite de oliva. Las congelas y descongelas los cubitos cuando necesites hierbas frescas en tu cocina. Este truco es maravilloso para la albahaca, el perejil, el romero, el tomillo, la salvia y el estragón.
  6. A mí además me encanta congelar el perejil picadito con ajo y aceite de oliva.
  7. Por último, si eres de las que tienes tus propias hierbas sembradas y ahorita con el verano no sabes que hacer con ellas, puedes además de congelarlas con aceite de oliva, secarlas al aire. Para ello vas a hacer manojos de orégano, romero, tomillo, salvia y albahaca, por ejemplo, y los amarras como si se trata de un bouquet. Cada bouquet lo vas a colgar en un sitio seco, con las hojitas hacia abajo. El tiempo de secado (se requieren por lo menos 6 semanas) dependerá del clima de la zona donde vives, del espesor de los bouquets y de la humedad propia de las hierbas.  Una vez totalmente secas, las deshojas y guardas las hojitas, picadas o no en un frasco con tapa.

No comments :

Post a Comment