Thursday, May 8, 2014

Diagnostica tu sangre menstrual II



“La sangre menstrual no es sangre, sino agua celestial originándose dentro de los Riñones. Es la Esencia del extremo de Yin y el Qi del extremo del Yang.
Es roja como la Sangre pero no es Sangre” Tang Hong Hai (1885)





Esta es la segunda edición de este artículo. Mi intención es dar información más detallada y completa para que se aclaren más las dudas que algunas mujeres han manifestado a partir de la lectura de la versión anterior. Muchos problemas de salud uterina se complican debido a que no son detectados a tiempo. El hecho de ignorarlos por largos periodos de tiempo no es porque el cuerpo no emita señales sino porque no sabemos distinguirlas.



Hay mujeres que llevan meses sangrando abundantemente pura sangre roja y suelen decir que su fluido a cambiado a abundante cuando podrían estar viviendo un serio problema de anemia o endometriosis. Cuando el sangrado no es normal por más de dos periodos, es mejor visitar al médico. Si la irregularidad se da en un primer ciclo y al siguiente vuelve a la normalidad no hay de qué alarmarse, puede deberse a algún cambio en la dieta, rutina, emociones, etc.



¿CÓMO PUEDO SABER SI EL COLOR DE MI SANGRADO ES NORMAL? Sigue leyendo este artículo y vista este enlace para leer un artículo sobre los colores normales del sangrado menstrual.



La idea con este artículo es lograr que aprendas a reconocer las diferencias entre un sangrado sano (aunque tenga sus particularidades) y uno que no lo es, de esta manera podrás detectar problemas (aunque no entiendas mucho por qué se originan) y puedas así acudir a una consulta médica a tiempo.



Al observar nuestro sangrado y llevar un registro constante de su apariencia podemos monitorear el estado de salud de nuestro cuerpo y de los órganos involucrados en el proceso menstrual.



ÓRGANOS DEL CUERPO




Una vez más, con la idea de dejar esto lo más claro posible, nos alejaremos de los términos médicos complejos y en este artículo en particular en me basaré en la sabiduría de la medicina tradicional china para explicar cómo otros órganos de nuestro cuerpo, aparte del útero, se involucran en el proceso cíclico de la mujer. 

En la medicina china se reconocen 5 órganos principales del cuerpo (corazón, bazo, pulmones, riñones, hígado) que a su vez controlan el funcionamiento de las víceras -órganos vacíos- asociadas a ellos, sus glándulas, sus sentidos, etc. Cada órgano está en equilibrio y se relaciona con los otros por medio de los nervios, venas, arterias, vasos linfáticos, etc. Cada órgano genera un tipo de energía diferente que se transmite por todo el cuerpo a través de la sangre, a la cual va unida. A estas observaciones se le llama Teoría de los cinco elementos.
 5 elementos

La matríz y el cerebro, por ejemplo, son considerados como órganos extraordinarios. Esta catalogación se debe a que, según la medicina china, tanto el cerebro como el útero dependen de la energía y funciones de los 5 órganos para funcionar correctamente, si alguno de los 5 órganos que influyen a los órganos extraordinarios no está bien, dicho órgano tampoco lo estará.



En el libro Fundamentos de Acupuntura y Moxibustión de China apuntan: “…la esencia del riñón produce la médula, la cual forma el cerebro. Llamándole El Mar de la Médula depende de la esencia (energía esencial) del riñón. Además, el corazón, que atesora la mente y el hígado, de domina las funciones de drenaje y expulsión de las funciones vitales, también está relacionado…” (23).



ÓRGANOS Y CANALES QUE DIRIGEN AL ÚTERO.




En cuanto al útero, su función biológica es controlar la menstruación, crear y nutrir al feto. Los órganos internos y canales relacionados con la función del útero son los siguientes:

 canal rinon



Las funciones del útero (desarrollo de óvulos, creación de endometrio, ovulación, expulsión de la menstruación, parto y contracciones, etc) dependen de la salud y esencia del riñón para funcionar correctamente.



La doctora Zita West indica: La esencia del riñón* es la base biológica de la sangre menstrual.



*ARN (Acido ribo nucléico) celular. El ARN es la esencia de nuestra alimentación, es un ácido nucléico presente en diversas células que permite la producción del proteínas necesarias para la actividad celular y su desarrollo. Es el riñón quien almacena esta sustancia que conforma parte de lo que se llama “esencia del riñón”.



Es gracias a esto que nuestra sangre menstrual está cargada de células madre que dan sustento al óvulo fertilizado y también que los óvulos sean fértiles y se desarrollen naturalmente.

 canal Higado

 De este órgano depende la cantidad de sangre que llegue al útero y la forma en que dicha sangre circule a través de las venas uterinas y ováricas: el engrosamiento del endometrio, el alimento de los óvulos y folículos, la llegada de hormonas, la limpieza y drenaje de toxinas.



Los quistes o miomas por ejemplo, denotan un problema con las funciones de drenaje del hígado y cuando estos problemas existen el sangrado suele ausentarse o ser muy abundante.

 corazonEl corazón lleva la sangre a todo el cuerpo y controla la musculatura de las venas y arterias.  Si la calidad de la sangre es deficiente (como puede ser en casos de anemia o anorexia, por ejemplo) la sangre no llegará al útero pues esa energía se usará para mantener las funciones vitales. Si la sangre es rica y suficiente llegará sin problemas permitiendo que las funciones del útero se lleven a cabo correctamente.



CANAL CHONG 

EL FLUJO DE ENERGÍA QUE MANTIENE NUESTRO CICLO FUNCIONANDO.




Existen también dos canales por donde fluye la energía de nuestro cuerpo que interconectan a todos los órganos y víceras llamados Ren (Vaso concepción) y Chong (Vaso penetrante).No vamos a profundizar en los pormenores de cómo pasa la energía o funcionan ya que para eso habría que estudiar medicina china a profundidad. Quiero apuntar estos dos canales puesto que son muy importantes para el útero y nos harán ver cómo todo lo que hacemos influye nuestra menstruación. Si tienes algún desequilibrio y decides tratarlo con medicina china, seguramente tratarán estos canales para regular tu ciclo.



CANAL REN 
Ambos canales se originan en el útero. El canal Ren regula las funciones de todos los órganos y nutre al feto. El canal Chong tiene la función de regular la energía y la sangre en el cuerpo.En la visión china la sangre va unida, inseparable, de la energía vital que nos permite sostener nuestro espíritu en el cuerpo y es el canal Chong el encargado de regular y equilibrarla. “El qi (energía) y xue (sangre) de todos los canales están en el útero a través de estos dos canales, afectando la cantidad de flujo menstrual y de sus ciclos.” (25).



“El vaso concepción y el Vaso Gobernador” circulan en ciclos infinitos, manteniendo un nivel de equilibrio entre el Yin y el Yang para que se produzca la menstruación.” (West, 2).





ANALIZAR NUESTRA SANGRE MENSTRUAL




Escribí sobre todo lo anterior porque en nuestra sangre menstrual podremos leer el funcionamiento de nuestros órganos y a partir de su color, abundancia, consistencia y regularidad podremos reconocer no sólo si hay un desequilibrio en nuestra salud, sino que también podremos intuir de dónde proviene dicho problema.



Comencemos por explicar cómo tomar las muestras de menstruación. El dispositivo a través del cual puede recolectarse una muestra de este fluido sin influencias externas es la copa menstrual. Las toallas menstruales de tela, esponjas marinas, toallas desechables o tampones no pueden ayudarnos en esta labor pues absorben los líquidos de la sangre y sólo nos permiten ver las cualidades más sólidas de sus componentes.



Entonces, lo primero que tenemos que hacer es tener una copa menstrual y aprender a utilizarla. Después de unas 4 horas de uso la copa tendrá suficiente cantidad de fluido para su observación. Los 3 factores que tendremos que analizar en una muestra son: abundancia, color, consistencia.



NOTA: Cada mujer es diferente, es importante que al realizar tus observaciones y anotaciones al respeto no te compares con otras mujeres, sino que compares tus propios ciclos. Tú sabes lo que es normal en ti, si generalmente tienes un flujo determinado y en uno o dos ciclos se sale de lo esperado estás enfrentando un desequilibrio. Más adelante hablaremos de lo que se considera una menstruación “normal”.



ABUNDANCIA EN LA MENSTRUACIÓN:




La abundancia y flujo del sangrado depende del hígado, del corazón y del bienestar del canal Chong (Vaso penetrante) puesto que las funciones del hígado determinan la cantidad de sangre que llega al útero, y el canal Chong se encarga de que la energía y sangre se regulen.



Podemos tener sangrados escasos o abundantes, esto suele ser regular en todos nuestros ciclos. La referencia de lo que está bien y no depende únicamente de tu cuerpo. Si normalmente tienes poco o mucho fluido, esa es tu referencia.



abundante 
Sangrados abundantes: Con sangrado abundante me refiero a más de 400 ml de sangrado (digamos que tu copa se llena cada tres horas los primeros dos días y cada 6 horas los días leves).





regular 
Sangrados regulares: Un sangrado regular suele generar unos 250 ml de menstruación (tu copa se llena cada 5 a 6 horas en los pirmeros dos días y cada 8 horas en los días siguientes).



escaso



Sangrados escasos: Este tipo de sangrado genera unos 120 ml (cambias tu copa cada 8 horas).





Cuando nuestro sangrado sale de nuestro patrón de abundancia menstrual podría indicarnos lo siguiente:



1) El flujo llega escaso cuando normalmente es regular o abundante:



abundante-escaso 
Puede deberse a que tu hígado no está enviando sangre suficiente al útero. Esto puede suceder cuando el hígado está intoxicado (muchas grasas, alcohol, drogas, azúcar, etc) o cuando han habido enojos fuertes durante las dos semanas anteriores -el hígado está “cansado”. También puede ser que la energía del corazón se encuentra deficiente. Esto puede suceder cuando hay problemas con nuestro corazón y sistema sanguíneo como presión baja, arritmias u otros. También cuando hay agotamiento físico en general, periodos de insomnio o develadas, has pasado un periodo de estrés emocional reciente.



2) El flujo llega abundante cuando normalmente es escaso o regular:



escaso-abundante 
Esto nos podría indicar que el hígado se encuentra “caliente” o tiene un exceso. A veces el hígado se satura de energía o se calienta. Esto puede deberse a muchos factores, entre ellos una colitis (colon inflamado y caliente que pasa el calor al hígado que está en contacto con él); puede ser también por que estás estresada e irritada, o porque comiste mucho picante y el hígado tiene que lidiar con todo ese calor. Generalmente, cuando hay un cambio a un flujo abundante suele ir acompañado de un color rojo brillante, dolores de cabeza o migraña y fuertes cólicos pues la sangre llega caliente (literalmente) al cerebro y al útero por donde sale en grandes cantidades dilantando las venas y apresurando el descamamiento del endometrio, lo cual duele.



Puede ser también un exceso en el corazón. Cuando hay mucha energía en este órgano muchas funciones se alteran. Sube la presión sanguínea, hay dolores de cabeza y palpitaciones fuertes en las venas, los vasos sanguíneos se dilatan. Estos problemas tienen que ver con nuestra alimentación y estado de ánimo alegre en exceso (si, demasiada alegría o buenas noticias muy fuertes pueden dañar nuestro corazón). Cuando el aumento del sangrado tiene que ver con el corazón suele venir acompañado de un fuerte Sindrome Premenstrual, ataques de pánico o nerviosismo y poca tolerancia a la compañía.



COLOR DE LA MENSTRUACIÓN:




El color de nuestra menstruación normalmente incluye el marrón y el rojo. El marrón es el tejido endometrial y el rojo es la sangre viva de las venas que se van descamando. (Puedes leer mi artículo sobre los colores de la menstruación para más detalles).



1) Menstruación marrón oscuro o negra.



marronSi en un ciclo ves mucho color marrón estamos hablando de tejido endometrial. Si hay mucho más de lo normal o tiende al negro puede indicarnos que las funciones de drenaje del útero (hígado) están afectadas.



En este artículo de Women’s Health indican que un color café seco al inicio del periodo puede ser “sangre vieja”  del ciclo anterior que no salió debidamente y se quedó en el útero. Aunque esto se considera normal, para mi criterio no lo es, todo debe salir en el mismo ciclo, no veo para qué queremos cargar endometrio muerto durante 28 días o lo que dure el ciclo. Esto indica un problema del hígado y sus funciones de drenaje, habrá que activar ese hígado ya que esto mismo podría estar sucediendo en otras áreas de nuestro cuerpo.



Cuando al final del periodo vemos salir este tipo de flujo café seco nos indica, según Unwirklich Vin Zant en su artículo Menstrual Blood Colors and Textures: What Do They Mean? que es tejido que no fue expulsado en los primeros días de la menstruación que al hacerse viejo toma el color café oscuro y sale al final del periodo. También indica que por las mañanas, al vaciar nuestra copa, también veremos la menstruación más marrón que durante el día.



 2. Menstruación muy roja.



menstruación rojaSi tu menstruación es roja, con poco color marrón y es muy abundante puede indicar que hay calor o exceso tanto en el hígado como en el corazón (esto lo expliqué en el apartado de abundancia). Cuando hay muy poco color marrón y mucho rojo, pero no es abundante, nos puede indicar un problema relacionado con debilidad en los riñones que no enviaron sufiente esencia vital al útero para permitir el engrosamiento del endometrio o bien un problema de desnutrición con el cual no habrá nutrientes para formar un endometrio sano y espeso.



3. Menstruación rosa o flujo transparente con líneas rosas-rojas.



menstruacion rosaUna menstruación de este tipo indica que tenemos que revisar nuestro corazón. Como dijimos antes, del corazón depende que la sangre llegue hasta el útero, que lo alimente; también del corazón dependen los vasos sanguíneos. Si no hay un sangrado fluido, si no se ve el color rojo ni el marrón nos indica dos cosas: a) este periodo no se formó el endometrio (no hay color café), b) en este periodo no se dilataron las venas para soltar el endometrio por lo cual no hay sangre. Ambas reacciones relacionadas con la función del corazón de llevar la sangre hasta el útero y también con el hígado.



El “moco” transparente que acompaña este tipo de goteo menstrual es fluido cervical y uterino que siempre está presente en nuestro cuerpo pero sale al abrirse el cérvix con las contracciones uterinas que acompañan la menstruación.



Si este es tu caso, es importante que pongas especial atención en tu dieta, que revises tu corazón biológicamente hablando y a un nivel energético comiences a conectar tu mente, corazón y útero. Existen meditaciones (Bendición del útero) y ejercicios que pueden ayudarte a lograrlo.



4. Menstruación anarajada o naranja



naranjaLa sangre puede tomar un tono anaranjado algunas veces (muy raras). Como dije antes, la sangre también va acompañada del fluido cervical y vaginal. Cuando hay una infección vaginal, cervical o incluso uterina, la sangre puede ser color naranja por la mezcla entre el flujo cervical amarillo de una infección baceriana y la sangre menstrual que será de consistencia más rojiza pues cuando hay infecciones por bacterias estamos lidiando con calor en el útero lo cual también afecta el tipo de sangrado que tenemos. Si este es tu caso, si es imporante que vayas al ginecólog@ a identificar si hay una infección y de qué tipo es. También te recomendamos esta lectura: Infecciones vaginales, cúrate ya desde tu cocina.



 CONSISTENCIA DE LA MENSTRUACIÓN:




Como dijimos antes, es el riñón quien otorga los nutrientes, esencia y agua a la sangre menstrual. La finalidad de nutrirla es para crear una nueva vida. En nuestro ciclo fértil mucha energía de nuestro cuerpo se dirige al útero con la finalidad de la procreación. Esta actividad orgánica es quien da la consistencia al sangrado menstrual.



1. Menstruación muy líquida.



Este tipo de sangrado puede ser de color rojo ya sea abundante o no. Las causas del color rojo ya fueron anotadas antes.



Si la consistencia es líquida y el color es rojo vivo nos referimos a sangre proveniente de las venas. Normalmente esta sangre sale diluyendo al tejido, y se ve más durante los útlimos días del sangrado porque brota de las venas que recientemente descamaron el endometrio. Si encuentras un sangrado líquido rojo, sin coágulos ni tejido, hablamos de calor en el hígado o un exceso en el corazón, también puede deberse a que hay algo en el útero (mioma o polipos por ejemplo) que pueden estar causando una herida que con las contracciones uterinas de la menstruación sangra. Este sangrado es de especial cuidado cuando se prolonga por más de dos ciclos, no sólo porque puede haber un problema de salud serio sino porque hay un desgaste energético fuerte en nuestro cuerpo ya que la sangre se lleva a la energía, es importante regularla si no queremos sentirnos agotadas físicamente.



También puede ser líquida de color marrón, sin coágulos, simplemente líquida o ligeramente mucosa, esto es “lo normal”.



2. Menstruación con coágulos o tejido.



Normalmente sale con algunos coágulos, pero si están muy sólidos o aparecen como burbujas puede deberse a que algo de frío entró al útero y esto hace que el tejido no se diluya fácilmente. 



¿A qué me refiero con que entra frío al útero? Esto es muy importante que lo sepas. Cuando estamos menstruando nuestro cérvix está abierto y el útero está trabajando fuertemente. Cualquier cambio en la temperatura corporal o externa puede afectar puesto que está abierto en muchos sentidos (las venas dilatadas, las paredes uterinas desnudas, el cérvix abierto). Si nadamos en agua muy fría y nos quedamos con la ropa mojada durante la menstruación, el frío entrará al útero y generará diversos problemas que pueden ir de un cólico menstrual a infertilidad. Por eso las abuelas siempre llevaban “fajas de protección” que no son mágicas sino que mantienen riñones y útero protegidos del clima. Te recomendamos mucho que en tus días de menstruación protejas tu vientre y espalda bajos del clima frío o caliente, si nadas sécate muy bien y cambia tu ropa húmeda por seca. El útero es hueco y anida los climas fácilmente.



El frío en el útero se ve de dos maneras a través de la menstruación:



a) color muy café y seco indica frío (las venas pueden estar comprimidas por lo que no hay sangre roja)



b) coágulos pequeños o coágulos como burbujas, sangrado que no fluye constantemente, cólico que se alivia con calor.



3. Menstruación espesa, seca.



Estos sangrados están relacionados con deficiencias en la energía del hígado y corazón. También suele ir unido al color marrón o negro. Revisa la sección de “Color” para entender más sobre este tipo de menstruación.



4. Menstruación gelatinosa.



Este tipo de menstruación es también normal cuando tiene una consistencia mucosa, se debe a la consistencia del tejido endometrial que tiene esta apariencia cuando viene diluída con la sangre y el fluido cervical.



En algunas ocasiones puede aparecer con una consistencia más gelatinosa aún. Esto puede ser por falta de hidratación o estar relacionado con los riñones e hígado puesto que la llegada de agua y coagulación al útero están afectadas.



REGULARIDAD EN NUESTRA MENSTRUACIÓN.




 Hasta aquí hablamos de la observación de la sangre como muestra en sí. Sin embargo, para hacer un correcto análisis de nuestro sangrado y poder monitorizar nuestra salud a través de ella será imprescindible también llevar un registro de nuestras observaciones.



No sólo habrá que observar una muestra sino el periodo menstrual completo (es decir todos los días que te baja) y compararlo con ciclos anteriores. Es muy común que se nos olvide cómo fue la menstruación anterior o cuándo es que vimos ese coágulo extraño. ¡Hay mujeres que tienen ausencia de menstruación hasta por 60 días y no se percatan de ello! 



Preparé esta carta de registro para el diagnóstico comparativo de tu sangre menstrual. En ella podrás escribir todos los cambios, colores, abundancia y consistencia que veas en tu ciclo. Luego puedes hacer una cada ciclo para que vayas entendiendo mejor cómo es que todo lo que escribí antes influye en el proceso menstrual.



Puedes descargarla e imprimirla en este enlace: CARTA DE DIAGNOSTICO MENSTRUAL

Para llenarla tendrás que identificar:



¿Cómo es la apariencia tu sangrado cada día del ciclo?

¿Qué medicamentos tomaste durante este ciclo?

¿Qué emociones fuertes tuviste este ciclo? Incluye la alegría, miedo, tristeza, enojo, preocupación, etc.

¿Estuviste estresada?

¿Tu alimentación cambió? ¿Tu peso cambió?

¿Tomaste dos litros de agua cada día?

¿Cuántos días duró el sangrado?

¿Hubieron cólicos?



De nuestros riñones depende también la regularidad de nuestro ciclo. Si tu ciclo es muy irregular, dura unos días menos y otros más, llega en determinado tiempo un ciclo y en otro no, se ausenta o viene demasiado rápido, puede tratarse de un desequilibrio en los riñones.



En los próximos artículos  hablaremos también sobre la regularidad en nuestro ciclo y cómo mantenerlo equilibrado y en buen ritmo, mientras tanto, te invito a que le des seguimiento a tu sangre, que la vayas analizando y diagnosticando para que tomes práctica en ello. Seguramente te surgirán dudas, te recomiendo que leas nuevamente el artículo para responderlas. Si no encuentras la respuesta, déjanos un comentario.



Si estás experimentando un cambio en tu menstruación y estos cambios no dejan de suceder después del segundo ciclo, es importante que consultes a tu médico.



Jimena Chalchi.



Gracias por seguir este blog, suscríbete en el formulario al pie de esta página para recibir noticias en tu bandeja de correo. Si te gusta mi trabajo sígueme en FaceBook.





BILBIOGRAFÍA Y REFERENCIAS



West, Zita. Acupuntura en el embarazo y parto. 2a edición. Elsevier Journals, 2010 (p 2-10).



Instituto de medicina tradicional china de Beijing et al. Fundamentos de Acupuntura y moxibustión de China. Ediciones en lenguas extranjeras Beijing. 2003.



Las referencias de sitios web están incluidas en los enlaces correspondientes.


No comments :

Post a Comment