Wednesday, August 6, 2014

Acúfenos, tinnitus o zumbidos de los oídos.


Se calcula que alrededor de 36 millones de personas alrededor de mundo padecen ocasionalmente o de forma constante de tinnitus o acúfenos.
El tinnitus o acúfenos, término que etimológicamente viene de acuo (oir) y phaino (aparentar o tener apariencia de fantasma), son los zumbidos o ruidos anormales en los oídos como gorjeos, pitos, timbres, campanilleos, truenos, chirridos o silbatos) que se sienten, de manera continuada o con intervalos de silencio, en uno o ambos oídos.

El tinnitus puede ser causado por:


Taponamiento del conducto auditivo externo por cerumen o cera de los oídos endurecido
Sinusitis
Medicamentos como aspirina, antibióticos y barbitúricos
Exposición a substancias químicas como el monóxido de carbono procedente de las emisiones de vapor de la bencina utilizada para lavar en seco
Consumo excesivo de alcohol o cafeína
Exposición a ruidos fuertes e intensos (radios a gran volumen, disparos de armas de fuego, por martillos neumáticos, maquinarias industriales, un avión que aterriza o despega en el aeropuerto, los conciertos de rock entre otros).
Enfermedades que afectan al oído medio y/o interno
Trastornos circulatorios como presión sanguínea alta, arteriosclerosis
Padecimientos de la columna vertebral o cervical
Lesiones de cabeza
Estrés
Es importante observar que quien padece un acúfeno, no sólo siente su ruido característico, sino que también puede experimentar otras alteraciones del organimo como insomnio, pérdida de la capacidad de concentración o pérdida de la audición.

-- Tomar dos cucharadas de levadura de cerveza diariamente mezclada en un jugo de tomate.

--- Tomar una infusión elaborada con hojas de ginkgo biloba tres veces al día lo cual aumentará el riego cerebral y actuará positivamente sobre el zumbido de oídos.

--- Realizar lavados diarios de nariz con agua fría, ligeramente salada (1 ó 2 granos de sal gorda disueltos en un vaso de agua) lo cual estimulará el riego sanguíneo si se consigue que el agua pase a la garganta.

--- Insertar, en el caso de taponamiento del oído como causante del tinnitus, 3 ó 4 gotas de aceite de castor en cada oído una vez al día, y luego tapar con un trozo de algodón o emplear una gota de jugo de cebolla tres veces por semana hasta sentir alivio, luego una vez cada diez días como mantenimiento.

--- Presionar, durante varios minutos, las depresiones detrás de ambos lóbulos y la mandíbula directamente debajo de las orejas.


--- Calentar en medio litro de agua un limón troceado, tres cucharadas de pipas de girasol peladas y una cucharada de miel. Remover constantemente por 10 minutos, colar el líquido y conservar en un recipiente hermético. Tomar dos vasos a diarios durante 60 días.

--- Aplicar un trapo previamente calentado por medio de una plancha y poner de inmediato, antes que se enfríe, sobre el oído donde se siente el zumbido.

--- Presionar ambas orejas contra la cabeza varias veces por día y usar los dedos pulgar e índice para masajear los extremos exteriores de ambas orejas, incluyendo los lóbulos. Igualmente, presionar y masajear el área debajo de los dos últimos dedos en la palma de cada mano, y/o en la planta del pie, entre el dedo meñique y el medio. (remedio de acupresión)

No comments :

Post a Comment