Friday, May 2, 2014

10 razones para tomar agua

 

1. Ayuda a bajar de peso

Sustituir las bebidas o jugos azucarados por agua es una excelente manera de reducir el consumo de calorías. Si sustituyes una bebida azucarada de 140 calorías por un vaso de agua al día, en cuatro semanas habrás consumido 3.920 calorías menos, indica un estudio realizado por la empresa Brita.



El 60% de nuestro peso es agua

El agua es el principal componente químico de nuestro organismo. Por ello, y debido a que cada día perdemos líquido cuando respiramos, transpiramos, orinamos y con los movimientos del intestino, necesitamos beber suficiente agua. Según el Instituto de Medicina, un hombre adulto debería beber 3 litros (13 vasos) y una mujer 2.2 litros (9 vasos) de bebidas a diario.

2. Permite llevar una rutina de ejercicios

El elemento clave para una mejor rutina de ejercicios es reemplazar rápidamente los líquidos que has perdido. Además, beber agua te ayuda a prevenir el cansancio, ayudando a recuperarte después de un ejercicio intensivo.


¿Cuándo y cuánto tomar cuando ejercitas?

Según la Universidad de Clemson: se debe tomar dos vasos de agua dos horas antes de empezar el ejercicio; uno o dos vasos 15 minutos antes de la actividad, medio o un vaso cada 15 o 20 minutos, mientras realizas el ejercicio.



3. Previene enfermedades

Si una persona no toma agua, puede sufrir de deshidratación, con consecuencias que van desde un deterioro de las funciones cognitivas a una pérdida del control motriz. No obstante, beber menos de lo necesario podría desencadenar enfermedades crónicas, según informa el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Más necesaria que la comida

Para comprender lo importante que es el consumo de agua, basta con saber que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin comida, pero sólo una semana sin tomar líquido, explica el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EU.

4. Te ayuda a mantener el cuerpo hidratado

Sudar más no quiere decir perder más peso; quiere decir que no estás tomando suficiente cantidad de agua. Lleva una botella de agua al gimnasio y llénala con agua del grifo para asegurarte de recibir todos los beneficios del agua filtrada. ¡Cuánto más intensivo es tu ejercicio, más agua debes tomar!, enfatiza el estudio de Brita.

El agua, la bebida universal

Estados Unidos posee uno de los suministros de agua más seguros del mundo. Aunque la pureza del agua potable –es decir, que puede ser consumida por las personas y los animales sin riesgo de contraer enfermedades- varía de un lugar a otro, explican los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades).

5. Te ayuda a tener menos hambre

El agua es un inhibidor natural del apetito. Beber uno o dos vasos de agua antes de las comidas puede hacerte sentir satisfecho más rápidamente, ayudándote así a comer menos.

 

6. ¡Es gratis!

El agua de grifo, por lo menos en los Estados Unidos, puede tomarse sin problemas. En otros países de América Latina, también, aunque depende de cada lugar. Si donde vives el agua no es recomendable, te saldrá más económico comprar agua mineral que una gaseosa o un jugo en botella. También puedes comprar un filtro para el grifo y obtener agua potable.


7. El agua elimina las toxinas

A través de los pulmones, el hígado y los riñones, el cuerpo se deshace de las toxinas a diario. Pero para que este mecanismo funcione, el organismo necesita recibir la hidratación necesaria. Si además, mantienes una dieta saludable e incluyes fibra en tu menú diario, lograrás desintoxicar tu cuerpo y ayudarlo a que funcione mejor.

8. Ayuda a mantener la temperatura del cuerpo

En los días de calor, al beber suficiente agua, el organismo actúa como una “fuente de refrigeración”. Y al contrario, en los días de frío, si el cuerpo está bien hidratado, al tomar agua conserva el calor.

9. Mantiene el cuerpo lubricado

El agua ayuda a los tejidos a mantener su flexibilidad. Tal es el caso del cerebro, los ojos, la columna vertebral y la médula que son, según explica la Universidad de Nebraska, las estructuras más sensibles, que dependen de la “capa protectora” del agua. De esta manera, el agua se convierte en un verdadero lubricante para las articulaciones.

10. Moviliza la digestión

La mucosa y los jugos salivares del sistema digestivo contienen agua, que permite que la comida sea “trasladada” a través del tracto digestivo. De esta manera, el agua también ayuda a eliminar toxinas, por medio de la digestión.

No comments :

Post a Comment