Wednesday, April 16, 2014

La colección más grande de cerebros humanos

Estas son las tres colecciones más grandes de cerebros humanos abiertos al público en el mundo.

Los misterios de los procesos y trastornos neurológicos han llevado a los científicos a preservar cerebros humanos para investigaciones y estudios desde hace siglos. En el Brain Tissue Resource Center de la Universidad de Harvard descansa la colección más grande de cerebros humanos del mundo. Este centro, situado en el hospital McLean, tiene más de 7,000 especímenes que se usan para estudiar enfermedades como el Alzheimer y desórdenes tales como el autismo. Sin embargo, el acceso a sus instalaciones está reservado para médicos y personal calificado.

La colección Wilder
Fue fundada en 1889 por Burt Green Wilder, un profesor estadounidense de anatomía, en la facultad de psicología de la Universidad de Cornell en el estado de Nueva York. En su mejor época llegó a tener más de 1,200 cerebros y partes de cerebros, pero fue decayendo y al pasar los años las medidas de conservación se descuidaron dejando apenas 120 especímenes.

Ocho de estos cerebros pueden verse en el vestíbulo de la facultad de Arte y Ciencia de Cornell. Los demás están en el sótano, a donde el público puede acceder con una cita previa y sin costo alguno. Entre los órganos destacados está el de un asesino en serie y el del mismo Wilder, quien murió en 1925.

 
La colección Cushing
Detrás de los más de 500 cerebros y partes de cerebros que hoy se exhiben en la universidad de Yale en New Haven, Estados Unidos, yace la historia de los inicios de la neurocirugía en ese país. El doctor Harvey Cushing es conocido como uno de los primeros neurocirujanos estadounidenses que empezaron a tener relativo éxito en las operaciones para remover tumores del cerebro.

Era la primera mitad del siglo XX y muy pocos pacientes sobrevivían a una cirugía cerebral que se hacía con novocaína (la anestesia local que usan los dentistas), sin antibióticos y sin los instrumentos de precisión que existen hoy y que son necesarios para no dañar el tejido sano. Cushing empezó su colección con tejido cerebral cancerígeno que conservaba de sus pacientes. Al lado de cada jarra ponía una foto de antes y después de la persona operada. Cuando morían, durante el procedimiento o a pesar de éste, Cushing recogía sus cerebros para posteriores estudios. Actualmente es conocido como el padre de la neurocirugía moderna.

Cuando el doctor murió en 1939, la colección se donó a Yale, su alma mater, pero durante décadas permaneció en el sótano del edificio de medicina acumulando polvo. Fue hasta 2010 cuando unos estudiantes decidieron presionar a la universidad para restaurarla. Actualmente puede ser visitada de domingo a domingo en el sótano de la biblioteca de medicina.
 


Aunque muchos podrían considerar tabú una exhibición de órganos humanos, los museos de cerebros (y otras partes del cuerpo) no solo son comunes sino muy concurridos. La colección Wilder y la colección Cushing, en Estados Unidos, y el Museo del Cerebro en Perú son las tres más grandes exhibiciones en el mundo. Hay desde cerebros sanos, órganos de fetos, cerebros consumidos por tumores y otras malformaciones severas. No apto para personas sensibles. (Vea la galería con imágenes de estos museos aquí)

El Museo del Cerebro
En Lima, Perú, hay un insólito museo que alberga la colección más grande del mundo abierta al público. Hay más de 3.000 cerebros en esta colección que comenzó en 1947 y que tiene fines de investigación y educativos, aunque solo se exhiben 300 a la vez. La mayoría de los especímenes presentan deformidades causadas por enfermedades neurológicas, desórdenes psiquiátricos y adicciones. También hay una serie de fetos con severas malformaciones cerebrales y un cerebro afectado por la enfermedad de la ‘vaca loca’.

El lugar es dirigido por la neuropatóloga peruana Diana Rivas, quien supervisa 100 autopsias al año, que se realizan en las mismas instalaciones del museo, y de dónde selecciona nuevos órganos para la exhibición. Atienden de lunes a sábado y cobran tres soles por persona.

 

¿Quiere saber más?
Visite la galería con imágenes de estos museos aquí

No comments :

Post a Comment