Wednesday, September 24, 2014

Antitranspirantes: el error común que debes evitar

 
Te levantas, te bañas y te aplicas el antitranspirante antes de vestirte, ¿verdad? 

Pues, ¡cambia tu rutina! De acuerdo con Dee Anna Glaser, dermatóloga y presidente de la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis, el momento indicado para colocarse este producto es por la noche. Descubre por qué y cómo maximizar los beneficios de tu antitranspirante.

¿Por qué no por la mañana?

Glaser aseguró que es conveniente aplicarse el producto ¡antes de acostarse! ¿Por qué? “Cuando dormimos, tenemos la cantidad justa de sudor de base en la piel. Esto hace que se adhiera al ingrediente activo, que lo lleve dentro de los conductos sudoríficos y produzca un pequeño tapón”, explicó la experta en una entrevista con el programa en línea OWN Show, de la cadena de Oprah Winfrey.

Según Glaser, si aplicas tu antitranspirante por la mañana después de la ducha, ocurrirá que tu nivel basal de producción de sudor estará un poco elevado como para que actúe mejor. “Por eso, sin importar el tipo de producto que uses, ya sea regular o bajo prescripción médica, obtendrás los mejores resultados si lo usas por la noche”, enfatizó.

Es más, la especialista resaltó que no necesitarás reaplicarlo por la mañana, por más de que te bañes o te rasures, ya que seguirá actuando. Eso sí: de acuerdo con la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis, algunos estudios han demostrado que usar antitranspirante dos veces al día (por la mañana y antes de irte a dormir), suele arrojar los mejores resultados. “Pero si solo te lo aplicarás una vez al día, que sea por la noche”, aconseja la institución en su portal.

Más tips ¡para que surta efecto!

Para sacar el mejor provecho de los antitranspirantes regulares, la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis también sugiere:

-    Colocarlo siempre sobre la piel bien seca, ya que si hay sudor o agua el producto podría provocar picazón e irritación. Si es necesario, la entidad propone utilizar el secador del cabello con aire frío.

-    Elegir bien el tipo de producto. Mientras que los antitranspirantes sólidos son ideales para las axilas, aquellos en aerosol funcionan muy bien para los pies.

-    Asegurarse de que el producto elegido sea antitranspirante y no sólo desodorante, ya que estos últimos no prevendrán la sudoración, sino que únicamente reducirán el mal olor al limitar a las bacterias que lo producen.

-    Masajear el producto sobre la piel en cada aplicación, ¡podría ser beneficioso!

Si crees que padeces hiperhidrosis o sudoración excesiva, recuerda consultar a un dermatólogo, para que encuentre la mejor terapia para ti.

¿Qué te parece?


Fuente: https://es-us.mujer.yahoo.com/blogs/siempre-bella/antitranspirantes-el-error-comun-que-debes-evitar-201910449.html

No comments :

Post a Comment