Friday, August 1, 2014

Alimentos procesados, ¿enemigos de la salud?

 

Actualmente la mayoría de los alimentos que consumimos contienen emulsionantes, edulcorantes, conservadores y colorantes artificiales, debido a estos, nuestra salud lo resiente.


Cada vez, hay más estudios sobre la comida procesada que revelan los altos niveles de sal, nitratos, nitritos entre otros químicos dañinos, y por lo general los consumidores no conocemos. Este desconocimiento, nos lleva tanto a aceptar como a adquirir este tipo de productos que además aparentemente nos facilitan la preparación son más baratos y ‘ricos’.

Sin embargo, puede resultar contraproducente a través del tiempo, porque estos productos contribuyen al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, cáncer, alergias y problemas de auto-inflamación, entre otros.

De acuerdo con un estudio publicado en Nutrition Journal, el exceso de calorías contenidas en la comida procesada y rápida pueden desencadenar problemas de salud tales como inflamación, reducción en el control de infecciones, incremento en el riesgo de padecer cáncer y también en el de contraer alergias y problemas de auto-inflamación.

Según los investigadores, los malos hábitos alimenticios pobres se codifican en nuestro ADN y esto debilita el sistema inmunológico. Lo grave es que dichos cambios pueden pasar a nuestra información genética.

Para evitar estos indeseables efectos, Ian Myles, autor principal del estudio, dijo que la única forma es mejorar la dieta diaria.

Así que para no pagar una factura tan alta, ¡es fácil! Disminuye tu consumo de tocino, salchichas, carnes frías; productos enlatados y así como azúcares procesados. Myles indica  también que hay una gran diferencia entre preferir consumir la grasa de un trozo de pescado o carne y la que contiene los alimentos procesados.

Opta por un estilo de vida saludable que incluya alimentos frescos que tú prepares y evita o reduce el consumo de los siguientes alimentos:


Poco a poco reduce el consumo de estos productos / Foto: Thinkstock 
Poco a poco reduce el consumo de estos productos / Foto: Thinkstock


•Cereal azucarado. Favorece el desarrollo de diabetes tipo II y sobrepeso.
•Barras de granola. Tienen grandes cantidades de miel o jarabe de maíz, sodio y grasas saturadas.
•Refrescos. No te aportan nutrientes.
•Hot dogs. Contienen sabores artificiales, sal, conservadores y grasas saturadas.
•Palomitas de microondas. Tienen diacetil, grasas trans, sal y conservadores.
•Nuggets. Tienen gran cantidad de sal, conservadores y grasas saturadas.
•Papas fritas. Son altamente calóricas, están saturadas de sal y conservadores.
•Mantequilla. Contiene grasas trans y conservadores.

No comments :

Post a Comment