Search This Blog

Loading...

Thursday, December 4, 2014

KIWICHA O AMARANTO.

 
Amaranthus caudatus, comúnmente llamada kiwicha, quihuicha (quechua: kiwicha ) o amaranto, es una planta de la familia de las amarantáceas de rápido crecimiento, con hojas, tallos y flores morados, rojos y dorados.
Aimara: Kiwicha, amarantu, trigu inka, achis, achita, chaquilla, sangoracha, borlas
Quechua: Kiwicha, inka hakatu, ataku, sankurachi, hawarcha (Ecuador), millmi, quymi
Nota: el nombre kiwicha también suele aplicársele a otra planta comestible que prospera naturalmente en las mismas regiones, Chenopodium quinoa.
Español: Quihuicha, Chenille, Cresta de gallo, Rabo de gato, Rabo de mono.
La Kiwicha Crece en las regiones altas de Perú, Ecuador, Bolivia y Argentina. Alrededor de 1.200 variedades aún se mantienen en los Andes.
La kiwicha o Amaranthus caudatus ha sido encontrada al lado de tumbas andinas de más de cuatro mil años de antigüedad en el actual Perú. Aunque es considerada un cultivo rústico, se estima que ha sido totalmente domesticada desde hace milenios.
Esta planta, no siendo tan conocida, desempeñó un papel muy importante para los Incas y formaba parte de la dieta diario de alimentación del incanato.
Con la harina del grano de kiwicha se hacen pan ácimo, tortillas y chapatís. La harina del grano entero o tostado es utilizada como cereal para el desayuno, para panes y panecillos.
Las semillas contienen de un 13 a un 18% de proteínas y un alto nivel de leucina, aminoácido esencial para la nutrición. El grano de kiwicha tiene un contenido de calcio, fósforo, hierro, potasio, zinc, vitamina E y complejo de vitamina B. Su fibra, comparada con la del trigo y otros cereales es muy fina y suave. No es necesario separarla de la harina; es más, juntas constituyen una gran fuente de energía.
Valor alimenticio de la kiwicha comparado con otros alimentos:
Alimento/Composición proteína % leucina % carbohidratos (g/100g) calcio (mg/100 g) hierro (mg/100g) fósforo (mg/100g)
Quihuicha 14.0 0.85 65 236 10.0 455
Grano 9.0 0.25 74 20 1.8 256
Centeno 13.0 0.40 73 38 2.6 376
Alforfón 12.0 0.58 72 33 2.8 282
Arroz 7.0 0.27 77 32 1.6 360
Leche 3.5 0.49 5 118 -- 93
 

NUTRICIONALES

Entre sus principales componentes se encuentra la lisina, elemento necesario para la construcción de todas las proteínas del organismo.
Es además la principal responsable de la absorción de calcio, ayuda enormemente en la recuperación posterior a las intervenciones quirúrgicas y lesiones deportivas, además de favorecer la producción de hormonas, enzimas y anticuerpos.
Ayuda a disminuir notablemente los niveles de colesterol en la sangre.
Favorece el desarrollo mental y estimula la liberación de la hormona del crecimiento, por lo que es recomendable consumirla desde niño.

EL Amaranto ha destronado a la reina del calcio por excelencia: la leche. Esto, debido a que 100 gramos de kiwicha contienen el doble de calcio que el mismo volumen de leche. La ausencia de esta proteína produce raquitismo y osteoporosis. Además, niveles muy bajos de calcio en la sangre aumentan la irritabilidad de las fibras y los centros nerviosos, lo que produce calambres.

El fósforo es otra de sus componentes. Compuesto que interviene en las funciones vitales de las personas, considerado como un elemento indispensable para el ser humano, el fósforo es el encargado de almacenar y transportar la energía en nuestro organismo. Su ausencia o poca ingesta nos puede producir cansancio y pérdida de concentración. Entre otros de sus elementos, encontramos el hierro y las vitaminas A y C, lo que hacen de la kiwicha uno de los alimentos con mayor contenido nutritivo.
Tiene más de las proteínas contenidas en el maíz, el triple del trigo y casi igual proporción a la de la leche.

TRADICIONALES
Contiene proteínas capaces de erradicar el cáncer de colon.
Es dietético, sus extractos son utilizados para elaborar mayonesa y aderezos light.
Tiene los aminoácidos tu cuerpo necesita.
Se ha descubierto que el extracto de sus granos el aceite, este podría ayudar al tratamiento de la diabetes.
Cuenta con doble de proteínas que el arroz.
Útil en estados psicológicos alterados y en situaciones de miedo.
Sirve como fibra dietética y laxante.
No contiene colesterol.
Es 100% digestivo.
Bueno para la memoria, pues este súper cereal es que al equilibrar el calcio, el fósforo y el magnesio, puede mantener tu cerebro en buen estado.
Al contener lisina (aminoácido de alto valor biológico) ayuda a la memoria, a la inteligencia y alto aprendizaje, por lo que es recomendable que los niños lleven a la escuela una barrita de amaranto como golosina.
Con el Amaranto (al natural) puedes combatir la osteoporosis y la anemia.

El Amaranto es una de las plantas más nutritivas del mundo. 

Botánicos y Nutricionistas han estudiado esta planta, encontrado que posee gran calidad nutritiva, en especial un alto contenido de proteínas, calcio, ácido fólico y vitamina C. Semillas de Amaranto tostado proveen una fuente de proteínas superior, que puede satisfacer gran parte de la ración recomendada de proteínas para niños, y también pueden proveer aproximadamente el 70% de energía de la dieta. Una combinación de arroz y Amaranto, en una proporción de 1:1 ha sido reportada como excelente para alcanzar las especificaciones de proteínas recomendada por la Organización Mundial de la Salud.
El Amaranto tiene el doble de lisina que el trigo, el triple que el maíz, y tanta lisina como la que se encuentra en la leche.
El balance de aminoácidos en el Amaranto, está cercano al requerido para la nutrición humana. Su aminoácido más limitante es la leucina, que permite que la proteína de la variedad Amaranto Caudatus se absorba y utilice hasta el 70%, cifra que asciende hasta el 79% según el tipo de semilla. El cómputo aminoacídico es de 86% en Amaranto hypochondriacus y de 77% en Amaranto cruentus. Se puede apreciar el alto valor biológico de su proteína comparándola con los cómputos químicos de la proteína del trigo (73%) y soya (74%), mientras que las proteínas de origen animal no tienen aminoácidos limitantes.
EFECTOS BENEFICIOSOS EN NUESTRO ORGANISMO
SALUD
En los últimos tres o cuatro años se ha investigado más a fondo la composición química del aceite de los granos de amaranto que las de las hojas. Sin embargo, se observa que éstas contienen una cantidad considerablemente más elevada de minerales como calcio, hierro, fósforo y caretonoides, en comparación con la mayoría de las verduras. También se ha determinado que diversas especies de amaranto, como el Amaranthus cruentus y el paniculus, son buenas fuentes de flavonoides antioxidantes.
Desde hace más de una década se está trabajando en la producción de nuevos productos elaborados a partir de hojas y grano de amaranto, dirigidos a la prevención de enfermedades cardiovasculares. Son diversas las investigaciones, entre ellas la que se llevó a cabo de manera coordinada entre el Functional Foods Center de Dallas (EE.UU.), la Universidad Estatal de Voronezh, en Rusia, y el Instituto Estatal de Nutrición de la Academia Rusa de Ciencias Médicas, en Moscú, que indican el valor preventivo y terapéutico del aceite de amaranto para el sistema cardiovascular. En este estudio clínico aleatorizado controlado con placebo participaron 125 pacientes que habían sufrido algún trastorno coronario o que sufrían hipertensión acompañada de obesidad. Los pacientes, hombres y mujeres de entre 32 y 68 años, fueron escogidos al azar para consumir entre 3 y 18 ml de aceite de amaranto diarios. Todos los participantes siguieron las mismas recomendaciones dietéticas de una dieta controlada en sal.
Los resultados más relevantes fueron que el consumo de aceite de amaranto disminuyó la cantidad de colesterol total, de triglicéridos y de LDL colesterol (malo) significativamente. Su acción beneficiosa fue mayor cuando se usó en una dosis de 18 ml al día. Por tanto, y aunque son precisas más investigaciones, los resultados indican que el aceite de amaranto podría ser considerado como un complemento eficaz para la protección cardiovascular.
APLICACIONES COSMÉTICAS
La industria cosmética la cual recurre cada vez más a implementos de origen natural recién descubrió sus ventajas como ingrediente activo, según el investigador Manuel Soriano, del Instituto de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con sede en la capital del país, quien confirma en reciente investigación: “7% de la semilla de amaranto está integrada por aceite con alto contenido de ácidos grasos esenciales (linolénico y linoleico), los cuales se utilizan para elaborar productos auxiliares para mantener suave la piel”.
Por su parte, la semilla de Amaranto que posee ingredientes emolientes equilibran la cantidad de grasa) que disminuyen la pérdida de agua a través de la epidermis; es decir, que ayuda al cutis a conservar su hidratación natural, aun en climas secos. Su contenido de escualeno (componente natural cutáneo, ausente en textura seca) ayuda a mejorar la flexibilidad y suavidad pilosa (vello facial), y se encuentra disponible crema de día con aceite de esta semilla a la cual pronto se le unirán presentaciones de noche y solución lubricante para masaje.
APLICACIONES CULINARIAS
La planta del Amaranto puede utilizarse prácticamente en su totalidad. Los tallos se consumen como verdura y sus hojas se pueden añadir a diferentes guisos o emplear para la elaboración de sopas, cremas o tortillas. Con sus semillas se elaboran diversos alimentos como galletas o el "dulce de alegría", un plato muy popular en México elaborado con semillas de amaranto, miel, pasas y nueces. Tiene la ventaja de que al carecer de gluten este alimento puede formar parte de la dieta en caso de celiaquía.
HISTORIA
Conocemos a este cereal de semillas alimenticias como Amaranto o kiwicha, aunque los científicos prefieran llamarla Amaranthus Caudatus. Su origen no dista en espacio, pero sí se extravía en el tiempo. Oriunda del Perú, se ha cultivado desde tiempos inmemoriales en nuestro país, siendo hallada en tumbas andinas con más de 4,000 años de antigüedad.
El Amaranto y sus más de 1200 variedades tuvieron un protagonismo fundamental en el Imperio Inca, al ser el alimento que se consumía por excelencia. Sin embargo, la época posterior a la llegada de los españoles, su presencia es casi nula, no por inexistente, sino porque se consumía a escondidas, oculta tras el velo del temor y el reproche de quienes disfrutaban de sus encantos.Se sabe que los Incas la utilizaban en sus ceremonias religiosas, por considerarla una bendición de la madre tierra, debido a sus propiedades medicinales y nutritivas. 
Al llegar los españoles y percatarse que los Incas rendían devoción al amaranto, asumieron este hecho como un sacrilegio, un acto pagano que debía ser sancionado: prohibieron su cultivo y su consumo. Lo mismo sucedió en México, donde, según cuentan las crónicas, los antiguos mexicanos elaboraban panes con formas de pequeños animales con los que adoraban a los dioses de la tierra, el fuego y la lluvia. Los españoles emplearon el mismo sistema, represión total a la siembra y consumo de amaranto. Quizás sea esta la razón del por qué este alimento nos fue tan ajeno en los tiempos de presencia extranjera. Pero su importancia también destaca en la época moderna.
RECETAS DE COCINA CON AMARANTO
Harina: Como base de pasta para pastel o galletas, elaboradas con harina integral, amaranto, piloncillo, azúcar mascabado, leche, aceite de maíz, vainilla y canela, es rica en proteína, fibra y energía. Sus derivados son ideales para el lunch escolar de los niños y para preparar atole de sabores.
Semilla inflada natural: Muy versátil porque se puede añadir a sopas al momento de servir, a la masa de hot cakes, así como a la mezcla de papas prensadas para preparar tortitas solas o con queso.
Semilla inflada endulzada: Constituyen delicioso complemento de fruta o yogurt.
 
Una papilla ideal para los bebés a los 7 meses
Ingredientes:
• ½ taza de kiwicha
• 1 durazno cortado en cuadraditos o papaya o plátano
• Leche de de formula o materna
• panela
Preparación:
Remojar la kiwicha desde la noche anterior (1/2 taza). Una vez remojada, escurrir el agua y lavar con agua fría. Luego poner una olla con agua y hervir. Una vez que el agua rompa hervor agregar la kiwicha remojada, por media hora – 40 minutos.
En una olla aparte, poner el durazno o la papaya o el plátano cortado con un poco de zumo de naranja y cocinar hasta que se haga como un puré.
Una vez lista la kiwicha. Colar el agua y agregarle la leche de coco, 1 cucharada de panela y la canela. Al final mezclar con la fruta de su elección.


http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2013/08/kiwicha-o-amaranto.html

No comments :

Post a Comment