Monday, January 14, 2019

Remedio natural para el dolor de garganta-Sano y delicioso!


Con este tiempo lluvioso, es normal que comencemos a notar ese picorcillo de garganta que presagia algo peor: el catarro.

He encontrado una receta deliciosa, y que aplaca las molestias en un pis-pas...y además, está riquísima.

Los ingredientes son: miel, limón y jengibre. Así de fácil. Se prepara en 10 minutos. Puede guardarse en el frigorífico, y utilizarse añadiendo una cucharadita al té (si tomáis té habitualmente), o bien directamente ponéis una cucharadita o dos de este preparado en una taza , y le añadís agua bien caliente, a modo de infusión.

Es un remedio que se utiliza mucho en los países orientales, donde son consumidores habituales de jengibre). La receta, como en otras ocasiones, la he tomado de una web americana, y aquí os dejo el enlace original, por si queréis leerla.

Ingredientes:

  • 2 limones medianos enteros, bien lavados y secos
  • 1 pieza de raíz de jengibre fresca (aproximadamente de 2 dedos de grosor)
  • 1 taza de miel (o puede que un poquito más)¿Cómo lo preparamos?

Cortamos los limones (con piel) en trozos o rodajas, a gusto de cada uno.
Los ponemos en un tarro de cristal.

Cortamos el jengibre en rodajas, y las ponemos también en el tarro.
Cubrimos todo con la miel, hasta llenar el tarro.

Cerramos con la tapa, y dejamos mínimo 24 horas hasta consumir, para que vaya tomando sabor.

Conservar en el frigorífico.Una vez que ha tomado sabor, puede consumirse también como confitura, sobre una rebanada de pan tostado. Tendremos una jalea para tratar el dolor de garganta, que además está deliciosa!.

¿Qué os ha parecido?
¿Os animáis a hacerla?

Fuente: http://elcuadernodeflores.blogspot.com/2013/10/remedio-natural-para-el-dolor-de.html

Monday, March 16, 2015

Celulitis. Alimentos ácidos y básicos


La celulitis es un trastorno de la piel que se puede prevenir su aparición y mejorar el aspecto de la piel con una dieta adecuada. 

Algunos de los factores que intervienen en la formación de celulitis es la variación de peso, cambios hormonales y la mala circulación sanguínea. Todo ello hace que se acumule grasa y se forme la piel de naranja.


Una correcta alimentación, junto a la práctica de ejercicio como pasear, nadar, ir en bicicleta... consigue que el aspecto de nuestra piel luzca mucho más saludable y sin aspecto a piel de naranja. En la alimentación, la clave está en conseguir un equilibrio ácido-base de los alimentos que consumimos. Debemos evitar los alimentos ácidos y consumir más alimentos básicos.


Para que sepáis cuáles son los alimentos ácidos y básicos os dejo dos tablas donde podréis consultar estos alimentos según su acidez:


Alimentos alcalinos y ácidos 

Productos básicos y ácidos 

En resumen, tenéis que potenciar el consumo de los alimentos básicos como:


Carne magra
Pescado
Verduras
Frutas
Frutos secos
Té verde
Aceites vegetales...

Y tenéis que evitar el consumo de alimentos ácidos como:

Leche y queso magro
Embutidos
Fritos y comida Fast Food
Cítricos
Bollería
Sal
Harina y pan
Café, alcohol, chocolate...

En el esquema siguiente los tenéis separados por grupos de alimentos y acidez:

Celulitis. Alimentos ácidos y básicos

Y recordar beber mucho agua para prevenir que aparezca la celulitis y para disminuirla cuando ya ha aparecido! El agua ayuda a equilibrar esta proporción de alimentos ácidos-básicos en el organismo.


Alimentación para mantener el equilibrio hormonal en las mujeres


Realmente me hubiera gustado entender más sobre la salud de las mujeres mientras crecía. Las clases de educación sexual totalmente inútiles. Y en la adolescencia, mis hormonas hicieron estragos.
Los dermatólogos me aseguraron que no habían alimentos específicos para equilibrar las hormonas de tal forma que pudieran mejora la apariencia horrible del acné.
así que me prescribieron antibióticos y retin-A para tratar dicho acne.
Tenía cambios de humor como los huracanes y producto de mis períodos menstruales a menudo me retorcía del dolor, alcanzar el botiquín era una completa hazaña.
¿Padeces síndrome premenstrual?
Era a menudo la pregunta de una amiga al notarme temperamental, irritable o llorando sin razón aparente alguna.
Nunca se entiende completamente la manera como las hormonas actúan en nuestro cuerpo y sí es una cosa complicada.
Estrógeno, progesterona, testosterona, tiroides, cortisol, insulina, etc. son algunas de las hormonas en el cuerpo de una mujer que juegan un papel importante en su bienestar.
Cuando los niveles de estas hormonas están en equilibrio, experimentamos estados de ánimo estupendos, mejor energía y piel brillante.
Períodos irregulares, síndrome premenstrual, síndrome de ovario policísticos, miomas uterinos son algunos de los efectos y síntomas cuando se sufre desequilibrio hormonal.

A pesar de las alteraciones hormonales, generalmente me consideraba sana y robusta en aquel entonces.
Era una atleta dedicada, nadaba al menos dos horas diarias, para luego correr o levantar pesas al menos durante una hora más.
Equilibrio hormonal
Mantuve un promedio de calificaciones excelentes y tenía una vida social razonable. Pero cuando me fijo en lo que comía, realmente es un milagro que halla logrado sobrevivir.

Mis alimentos destruían mis hormonas

Verás, yo crecí con una dieta americana estándar (también conocido como SAD de standar american diet).
Hasta antes de la escuela secundaria, mi desayuno era una taza de té negro con tres cucharadas de azúcar blanco y tal vez un pedazo de pan blanco tostado con mantequilla y azúcar con canela (eso si, cargada de azúcar).
Generalmente sentía hambre todo el día (vaya sorpresa), si hubiera podido coger un paquetes de chocolate de maní de otro niño, hubiera sido un estupendo aperitivo.
Para el almuerzo, buscaba la típica tarifa de la cafetería, por lo general unas patatas fritas y un Gatorade fluorescente.
Después de tres horas de entrenamientos (donde bebía más Gatorade), volvía a casa, hambrienta y a devorar uno o dos platos enormes de espaguetis con salsa de carne, un poco de pan con mantequilla y jugo de naranja, la primera comida “algo razonable” del día. Para terminar con al menos cuatro bolas de helado con sirope de Hershey.
Equilibrio hormonal
Eso era más o menos lo que comía.

Un gran recurso para la mujer y la salud hormonal

Avancemos rápidamente un par de décadas en mi vida, más un proceso de auto-educación y un posterior cambio en mis hábitos alimenticios.
Estoy confundida por la continua falta de información de calidad que hay en cuanto a la nutrición y la salud de la mujer.
Los remedios convencionales que se recetan a la mujer moderna (analgésicos, antidepresivos, y píldoras anticonceptivas) no curan los desequilibrios hormonales.
Tan sólo enmascaran los síntomas, causando problemas de salud más graves en función del tiempo.

Causas del desequilibrio hormonal

La salud de una mujer depende de dos principales hormonas progesterona y estrógeno.
El papel del estrógeno es predominante en la primera mitad del ciclo menstrual mientras que la progesterona en la segunda mitad. Pero en la mayoría de las mujeres, no funciona así.
El desequilibrio hormonal puede ser debido a muchas razones, pero la base del problema radica en lo que se llama la predominación del estrógeno, es decir, los niveles de estrógeno son elevados, en cambio los niveles de progesterona son insuficientes.
Equilibrio hormonal
Entre las causas comunes para que se presente la dominancia del estrógeno y el desequilibrio hormonal:
  • Tomar la píldora (anticonceptivos orales)
  • Tomar TRH (terapia de reemplazo hormonal, en la menopausia)
  • Exposición a venenos ambientales
  • comer productos ricos en estrógeno de origen animal
  • estrés
  • El uso de cosméticos peligrosos

¿Qué hacer para mantener el equilibrio hormonal?

Con el cambio en el estilo de vida y la dieta de la mayoría de las mujeres hoy en día, no hay que ser un genio para entender por qué la insulina, los estrógenos y los eicosanoides se han desequilibrados.
Desequilibrio que prepara el escenario para el aumento del riesgo de enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, depresión, síndrome premenstrual, artritis y cáncer de mama.
Siguiendo algunos de los siguientes consejos podrías mantener tus niveles hormonales bajo control.

1. Comer al menos tres comidas por día

A veces las mujeres tienden a saltarse el desayuno o el almuerzo, incluso ambos, con el fin de salvarse de consumir las calorías añadidas desde que están en la tan llamada dieta.
Pero lo que no saben es que la tasa metabólica del cuerpo tiene, naturalmente, sus picos al mediodía para comenzar a disminuir gradualmente a medida que cae el día.Equilibrio hormonal
Por lo tanto los alimentos que comes en la noche es mucho más probable que se almacenen como grasa.
El desayuno es importante ya que le da un impulso al metabolismo y si dejas que tu metabolismo se ralentice hasta el modo conservación, ineludiblemente te provocará un aumento de peso.

2. Comer una gran variedad de frutas y verduras frescas

Consumir variedad de verduras frescas y frutas de colores, los pigmentos de estos alimentos contienen antioxidantes de gran potencia.
Brócoli, vegetales de hojas verdes, fresas, pimientos rojos, amarillos y verdes y tomates, son ideales.
No sólo son buenos para la salud, sino que además mantienen el metabolismo activo lo que contribuye a mantener los niveles de hormonales en equilibrio.
3. Comer grasas saludables cada día
La tendencia de la dieta baja en grasas fue un lavado de cerebro a las mujeres, hasta el punto de considerar las grasas como su enemigo número uno y por lo tanto, eliminaron todo tipo de grasa en su dieta.
Al no incluir las grasas en la dieta, sufrirás de piel amarillenta, cabello y uñas quebradizas, ser susceptible a infecciones de todo tipo, problemas para concentrarte y por descontado al aumento de peso.
La razón detrás de esto es que privas a tu cuerpo de los ácidos grasos esenciales omega-3, que son necesarios para que el cuerpo desarrolle muchas funciones importantes, las del cerebro y el sistema nervioso incluidas.
Las fuentes ideales de ácidos grasos esenciales incluyen huevos, semillas de lino de alta calidad, nueces y pescados de agua fría, mejor si son silvestres.
Equilibrio hormonal

4. Comer proteínas en cada comida

Incluidos los alimentos ricos en proteínas como huevos, pescado, o productos lácteos fermentados, las fuentes de proteína animal al mínimo, y otras fuentes como spirulina son buenas para el cuerpo.
La soja y sus derivados, tofu y el tempeh, serían ideales, de no ser por el tipo de procesamiento a que se someten en occidente, es decir, si puedes conseguir soja y sus derivados producidos en Japón, no dudes en consumirlos, pero me temo que su precio sería bastante elevado.
Entonces, si la soja es producida en occidente, lo mejor es que la evites.
Las mujeres perimenopáusicas deben evitar el exceso de carbohidratos en su dieta.

Consumir más alimentos con antioxidantes

Los antioxidantes eliminan los radicales libres y ayudan a combatir el daño celular que causan. Los radicales libres son conocidos por ser una causa subyacente en las enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, cataratas, degeneración macular y cáncer.
Frutas y vegetales, especialmente los de colores brillantes son las fuentes por excelencia de los antioxidantes.
Fuente: http://temassobresalud.com/equilibrio-hormonal-mujeres/

5 Alimentos Alcalinos que No deben faltar en tu Alimentación


Seguir una alimentación alcalina en lugar de ácida es fundamental para evitar el cáncer entre otras enfermedades.

El premio Nobel Dr. Otto Warburg descubrió que las células cancerígenas proliferan en los ambientes ácidos y por tanto carentes de oxígeno y esto sucede cuando las células comienzan a presentar un pH inferior que a 7,0 o 6,5.

Pero por encima de un pH de 7 las células cancerígenas tienen dificultades para sobrevivir ya que en los tejidos alcalinos las células tienen 20 veces más oxígeno que en los tejidos ácidos.

Dicho esto basar nuestra alimentación principalmente en alimentos alcalinos hará que tengamos un organismo más alcalino para poder evitar el cáncer.

Vamos a ver que 5 tipos de alimentos deberíamos de consumir en nuestra alimentación para reforzar nuestro sistema inmune:

1. Las verduras crudas: Algunas pueden ser ácidas pero en el organismo producen alcalinidad: Las verduras más recomendadas son el repollo, brócoli, apio, remolacha, cebollas, berenjenas, ajos, alfalfa, tomates…aunque en realidad todas las verduras crudas producen alcalinidad.

2. Frutas: Las frutas especialmente cuando son de origen ecológico son alcalinas y las más recomendadas son las manzanas, peras, plátanos, cerezas, coco, sandía, melón y limón, que a pesar de ser un alimento con un pH aproximado de 2,2, en el organismo es altamente alcalino.

3. Semillas: Todas las semillas son altamente alcalinas y tenemos las semillas de chía, de lino, cáñamo y sésamo como las más saludables.

4. Mijo: Se trata del único cereal integral que es alcalinizante y es recomendable incluirlo en la dieta. Al contrario que el resto de los cereales el mijo si alcaliniza el organismo remineralizándolo con minerales como calcio, magnesio, potasio, hierro y zinc, además de que nos aporta vitaminas del grupo B y en especial, B6, ácido fólico y niacina.

5. Miel: Cuando consumimos miel ayudamos al equilibrio alcalino de nuestra sangre, mejorando además el nivel de colesterol en la sangre, aumentando el número de glóbulos rojos y mejorando nuestra salud en general. La miel natural de abeja es la única que deberíamos tomar y por supuesto dejar de lado las marcas comerciales que contienen azúcares y otros compuestos añadidos.



Fuente: http://salud.facilisimo.com/blogs/nutricion/5-alimentos-alcalinos-que-no-deben-faltar-en-tu-alimentacion_1462550.html

Las cinco causas del dolor de estómago crónico El dolor de estómago crónico es superable


El dolor de estómago crónico, es mucho más común de lo que piensa, puesto que millones de personas acuden a la farmacia cada semana para adquirir antiácidos y otro tipo de pastillas en busca de remedios para el estómago, entre las cinco causas más frecuentes podemos mencionar :

Síndrome del Intestino Irritable.

Se tiene la idea generalizada de que el síndrome de intestino irritable o SII es una enfermedad. En realidad es el síntoma de una enfermedad. El síndrome del intestino irritable es una señal del malfuncionamiento del sistema neurológico y digestivo. Tal vez le sorprenda saber que la salud intestinal y el sistema neurológico están muy estrechamente conectados!
Intolerancia al gluten.
El gluten es un tipo de proteína presente en la mayoría de los cereales como el trigo, la cebada, y centeno, así que piense en los panes, pastas, galletas, pasteles, es decirtodos los productos de panadería elaborados en base a dichos cereales. En una persona con intolerancia al gluten, la proteína no puede ser digerida, so pena de exacerbar la inflamación crónica del tracto intestinal y mala absorción de los nutrientes. Los síntomas de la intolerancia al gluten incluyen dolor abdominal crónico, el exceso de flatulencia, diarrea crónica, dolor muscular, dolor en las articulaciones, dolores de cabeza, sinusitis crónica, irritabilidad, insomnio y confusión mental.

Intolerancia a la Lactosa.

La intolerancia a la lactosa es otra de las causas, debido a la incapacidad del cuerpopara digerir el azúcar, la lactosa, en los productos lácteos. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa incluyen hinchazón del vientre, flatulencia, náuseas y / o vómitos, para superar dichos sintomas es necesario estar entre una y dos horas sin ingerir nada que contenga lactosa.

Úlcera de estómago.

Las úlceras estomacales son otra de las causas. El 90% de las úlceras estomacales son causadas por una bacteria llamada H. Pylori. Se da por el desgaste gradual del revestimiento intestinal. Los síntomas de las úlceras de estómago incluyen dolor lacerante en la región del estómago, especialmente dentro de las dos primeras horas después de comer, que puede empeorar por la noche, sensación de distensión abdominal, eructos profunda, y una sensación de ardor en el pecho hasta el esternón que viene y va.
Síndrome del intestino permeable.
El síndrome de intestino permeable, es otra de las causas, pero por lo general se pasa por alto. En una persona con dicho síndrome, el revestimiento del estómago y de los intestinos es más permeable de lo que debería ser. Esto permite que las partículas de alimentos no digeridas, las toxinas y las bacterias ingresen en el torrente sanguíneo, lo que puede causar dolor de estómago constante, múltiples alergias alimenticias, distensión abdominal, flatulencia excesiva, enfermedades autoinmunes, problemas de comportamiento y dificultades de aprendizaje.
No hay que confundir el síndrome del intestino irritable con el síndrome de intestino permeable, independientemente de cuál sea el síndrome que se padece lo mejor es acudir al médico lo más rápido posible, así como también empezar por estar atento a lo que consumimos en la dieta diaria.
Fuente: http://temassobresalud.com/dolor-estomago-cronico/