Search This Blog

Loading...

Sunday, March 8, 2015

Posibles causas y tratamientos para el dolor de cuello


El dolor de cuello es algo que la mayoría podemos sufrir en nuestras vidas, por lo general sin saber qué lo causa. 

El dolor de cuello surge debido a varias razones; una mala posición al dormir, toda clase de accidentes de tráfico o tal vez debido a una torcedura durante el entrenamiento deportivo.

Las causas de dolor de cuello no sólo son muchas, incluso la forma en que sentimos ese dolor es diferente. Algunas personas pueden sentir dolor en un solo lado del cuello; algunos pueden experimentar dolor en sus brazos mientras que otros también pueden sufrir terribles dolores de cabeza y mareos a causa del dolor en el cuello. También hay algunas personas que sufren de dolor de cuello largo plazo que también puede restringir sus movimientos cotidianos.

Cómo tratar tu dolor de cuello

En consecuencia, también hay muchos métodos que se pueden implementar para tratar tu dolor de cuello. Se pueden usar fármacos para el alivio temporal del dolor. La acupuntura y los masajes, también son eficaces para proporcionar algo de alivio. 

Por otra parte, en casos muy raros, el médico puede también recurrir a la cirugía para tratar y curar el dolor de cuello, esto siempre dependerá de un proceso previo de entrevista, historia clínica, estudios y finalmente diagnostico y planeación de la cirugía.

La mejor manera de tratar el dolor de cuello sería prevenir en primer lugar. Esto se puede hacer por un buen cuidado de tu cuerpo, y la práctica de los siguientes hábitos de salud de manera segura:

Busca un punto de equilibrio para reducir el estrés y la tensión mediante el uso de técnicas de relajación como el yoga.

Mantén una postura correcta y siempre siéntate y párate correctamente.

Mantén un régimen regular de ejercicios para el cuello y el cuerpo. Nada pesado; intenta ejercicios aeróbicos suaves, también caminar y nadar son las opciones preferidas.

Si tienes sobrepeso, alcanza tu peso ideal. Siempre mantén un peso saludable ya que la obesidad puede conducir a dolor de cuello.
Si fumas, deja de fumar.


Mantén una dieta saludable y asegúrate de que consumes suficiente calcio en tu dieta.

Si tienes que levantar algo pesado, levántalo de forma segura. Y siempre usa la faja de seguridad.


Todo esto demuestra que un buen cuidado de tu cuello no es algo que se puede controlar en un parpadeo, pero en realidad es un esfuerzo de por vida. 

Realiza los cambios de estilo de vida y los ajustes necesarios mientras que adoptas hábitos que garanticen que tu cuello y columna vertebral se conserven saludables y funcionales durante muchos años por venir.

No comments :

Post a Comment