Wednesday, February 25, 2015

Remedios caseros para el hígado inflamado



El hígado inflamado o hepatomegalia es una condición que apenas presenta síntomas durante la primera etapa de la inflamación, hecho que dificulta la tarea de identificarla e iniciar un tratamiento para combatirla. 

Ocurre cuando el hígado se inflama, adquiriendo un tamaño mayor al normal, debido a causas que pueden ir desde el consumo excesivo de alcohol a infecciones de carácter vírico, como cualquiera de los tipos de hepatitis

Si ya has identificado la anomalía de tu hígado, deberás acudir a tu médico para que compruebe el origen de la misma e inicie un tratamiento. Si la causa no es una enfermedad más grave, puedes complementar el tratamiento médico con remedios naturales. Sigue leyendo y descubre cuáles son los remedios caseros para el hígado inflamado.


Instrucciones


Lo primero que debemos hacer es identificar si nuestro hígado realmente está inflamado o se trata de hígado graso, pues son dos condiciones distintas. El hígado graso se produce cuando el índice de grasa hepática supera la media normal, debido a una mala alimentación, consumo excesivo de alcohol, obesidad o como consecuencia del colesterol alto, entre otras causas. Si no se trata, puede derivar en una inflamación severa del hígado. De esta forma, el hígado graso puede ser una de las causas de la inflamación hepática.

Imagen: salud180.com


Identificar la causa es fundamental para iniciar un tratamiento u otro. Por ejemplo, si el motivo es el acohol, se deberá eliminar por completo de la dieta. Si la causa es una enfermedad de carácter más grave, como uno de los tipos de hepatitis, lo más recomendable es que sigas el tratamiento médico y guardes reposo.

Una de las causas suele ser la hepatitis alcohólica, de manera que deberás ingerir mucho líquido durante el día para cubrir la falta de hidratación. En este sentido, las infusiones y jugos naturales son unos remedios excelentes. Los alimentos ricos en fibra no pueden faltar en nuestra dieta puesto que favorecen la regulación del sistema digestivo.



Una de las infusiones más efectivas para tratar el hígado inflamado es la de diente de león, muy recomendable, también, paracombatir el hígado graso. Esta planta medicinal constituye uno de los mayores depurativos naturales, ideal para reducir la cantidad de grasa acumulada en el hígado y bajar los niveles del colesterol alto. Por ello, si la causa de la inflamación es una de estas, esta infusión permitirá devolver al hígado su tamaño normal.

Imagen: besserhaushalten.com


La infusión de boldo también es altamente recomendable para bajar la inflamación hepática. El boldo es una de las plantas medicinales más populares para tratar las distintas anomalías y dolencias del hígado. Contiene altos niveles de boldina, un alcaloide que favorece el funcionamiento de la vesícula biliar aumentando la producción de bilis y permitiendo su correcta expulsión. Así pues, es un potente depurativo para el hígado. Asimismo, el té verde es otro potente aliado a la hora de combatir la inflamación hepática.

Imagen: besserhaushalten.com


El tamarindo es otro de los depurativos naturales que favorecen el funcionamiento de la vesícula biliar y permiten reducir la inflamación del hígado. Sus propiedades protectoras y descongestionantes del hígado lo convierten en uno de los mejores remedios caseros para curar la hepatomegalia. Es recomendable tomarlo en infusión en varias veces al día. Si sufres de cólicos biliares, no lo tomes.

Imagen: thebrazilianfoodie.com


Para cerrar la lista de los líquidos, el jugo de limón cuenta con propiedades digestivas, antioxidantes y diuréticas ideales para reducir la inflamación del hígado. Es recomendable que lo mezcles con agua a partes iguales y lo tomes cuando te levantes, en ayunas, antes de desayunar. También puedes añadir unas gotas de zumo de limón a las infusiones anteriores para unos mejores resultados.

Imagen: sportuvai.com


La alcachofa es uno de los vegetales que no puede faltar en tu dieta si tienes el hígado inflamado. Puedes tomarla cocinada al horno o cocida, o preparar un jugo con sus hojas. Para ello deberás licuar tres o cuatro hojas con un poco de agua. Si te decantas por el zumo, es aconsejable que tomes un vaso después de cada comida.

Imagen: listverse.com


En la línea de los alimentos para curar el hígado inflamado, la cebolla cuenta con propiedades diuréticas y depurativas ideales para regular el funcionamiento del sistema digestido y reducir la inflamación hepática. En este sentido, los espárragos también son una buena opción para tratar el hígado inflamado. Es aconsejables tomarlos en preparaciones ligeras, es decir, al horno, a la plancha o cocidos.

Imagen: static.com


El hígado es uno de los órganos más relevantes de nuestro organismo, puesto que se encarga de transformar los alimentos en energía, eliminar las toxinas, regular los niveles de grasa y aminoácidos, entre otras funciones. Por ello, es fundamental cuidarlo e intentar mantenerlo siempre sano.



Fuente: http://salud.uncomo.com/articulo/remedios-caseros-para-el-higado-inflamado-26095.html#ixzz3SmE6ekIb

No comments :

Post a Comment