Search This Blog

Loading...

Tuesday, February 3, 2015

Las grasas que provienen del aguacate ayuda a bajar los niveles de colesterol LDL o "malo" en mayor medida que otras grasas o menores cantidades de ella.


Recuerdo un día que estaba comiendo aguacates rellenos y mi mamá me dijo que cómo no quería comer otras cosas pero sí me comía el aguacate que está lleno de grasa. 
Buenas noticias para mí; una investigación de la Universidad Estatal de Pensilvania revela que los aguacates, aunque altos en grasas, pueden reducir los niveles de colesterol LDL o "malo".
 Como sucede con otros alimentos, el secreto no está en que consumas menos grasa sino en consumir las grasas adecuadas en las cantidades correctas. El estudio de la universidad consistió en evaluar las dietas de 45 personas adultas con sobrepeso que aún se encuentran en un rango saludable.
Cada participante siguió 3 dietas diseñadas para bajar los niveles de colesterol malo durante 5 semanas descansando 2 entre cada una. La dieta número 1 incluía un 24% de grasa de diversas fuentes. La dieta 2 tenía un 34% de grasa que incluía un aguacate Hass. La dieta 3 también tenía un 34% de grasa pero sustituía el aguacate con aceites altos en ácido oleico como el aceite de oliva.
Los resultados revelaron que una dieta con menos grasa (dieta 1) ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo en 7,4mg/dl. Una dieta con grasa moderada obtenida de aceites altos en ácido oleico (dieta 3), reduce el colesterol malo en 8,3mg/dl. La dieta que incluía grasas moderadas con aguacate Hass (dieta 2) disminuyó el colesterol malo en 13,5mg/dl.
Estos resultados fueron publicados en la revista de la Asociación Americana del Corazón en su edición del 7 de enero. Aunque puedan verse un poco turbios porque algunos de los fondos provienen del Consejo del Aguacate Hass, la realidad es que hay grasas naturales que nos ayudan a estar saludables porque el colesterol juega un papel muy importante en nuestro metabolismo, sólo hay que consumirlo de buenas fuentes.
Una taza de aguacate tiene 234 calorías, equivale al 24% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, 20% de vitamina B6, 10% de magnesio, entre otros beneficios nutricionales. Aunque no es lo mismo consumirlo en una dieta controlada a comerlo en la vida diaria, nuestra salud mejoraría si elegimos comer un aguacate a unas papas fritas, ambas fuentes de grasa.
Es recomendable elegir productos orgánicos que disminuyan el impacto ambiental o consumirlo en las temporadas fuertes de cada tipo de aguacate. Hay miles de recetas deliciosas que pueden incluirlo y nada sabe mejor que estar sano y en armonía con el planeta.

No comments :

Post a Comment