Search This Blog

Loading...

Wednesday, December 10, 2014

Propiedades de la Chia EL ANTIGUO ALIMENTO DEL FUTURO.


La chía (Salvia hispanica) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas; junto con el lino (Linum usitatissimum), es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3 conocidas hasta 2006.[cita requerida] Se cultiva por ello para aprovechar sus semillas, que se utilizan molidas como alimento.

Antes de la conquista de América, la chía era un alimento básico para las civilizaciones de América Central y México; su cultivo era probablemente el tercero en importancia económica, superado sólo por el maíz y el frijol .

El Codex Florentinus que transcribe la Historia general de las cosas de Nueva España de fray Bernardino de Sahagún detalla la importancia que tenía la chía en la economía precolombina; describe en detalle los aspectos de la producción, comercialización y usos de la chía.

Desplazada por los cereales aportados por los españoles, el cultivo de chía desapareció durante las colonias; sobrevivió sólo en áreas montañosas aisladas de México - donde se cultiva comercialmente desde hace siglos y hasta la fecha - y Guatemala.

Un proyecto comercial desarrollado conjuntamente por varios países de América Latina comenzó en la década de 1990 a replantar experimentalmente la chía en el norte de Argentina, para proporcionar a los agricultores cultivos alternativos, con resultados excelentes.

La Chia es muy conocida por su valor nutricional. Los antiguos Aztecas y Mayas la descubrieron por primera vez. En particular la usaban porque como sus mensajeros, corrían largas distancias y únicamente obtenían la energía comiendo las semillas de chía. De hecho, la palabra “chia” significa "fuerza" en el idioma Maya. Las semillas de chía se valoraron de tal manera que los tributos y los impuestos que pagaban a la nobleza azteca y el clero eran pagados muchas veces con las semillas de chía.

 


Por siglos, esta diminuta semilla fue usada como alimentos principal por grupos indígenas al suroeste de Estados Unidos y México. 

Conocida como el alimento de caminatas, su uso como un alimento de resistencia y alta energía ha sido registrado desde los tiempos remotos de los antiguos Aztecas. Se ha mencionado que los guerreros Aztecas subsistían con la semilla de Chia durante sus conquistas.

Los indígenas que caminaban desde el Río Colorado hasta las costas de California para intercambiar turquesas por conchas marinas sólo llevaban chia para su nutrición.

Si Usted trata de mezclar una cuchara llena de Chia dentro de un vaso de agua y lo deja durante aprox. 30 minutos o más, cuando Usted regrese el vaso parecerá que no contiene semillas o agua, sino una gelatina casi sólida.

Esta reacción que genera el gel se debe a la fibra soluble presente en el Chia. El gel que se forma en el estómago crea una barrera física entre los carbohidratos y las enzimas digestivas que los disuelven, de manera tal que disminuye la conversión de carbohidratos en azúcar.
En adición a los obvios beneficios para los diabéticos, esta demora en la conversión de los carbohidratos en azúcar genera la habilidad de crear resistencias.
Los carbohidratos son la gasolina de la energía en nuestros cuerpos.
El prolongamiento de su conversión a azúcar estabiliza los cambios metabólicos, disminuye los cambios de altos y bajos, creando así una mayor duración en sus efectos de generación de energía.

Una de las cualidades excepcionales de la semilla de Chia son sus propiedades hidrofílicas, teniendo la habilidad de abosrober más de 12 veces su peso en agua. Dicha habilidad de mantenerse en el agua ofrece la posibilidad de prolongar la hidratación.

Los fluídos y electrolitos proveen el entorno que dá vida a las células del cuerpo humano. Su concentración composición son reguladas para permanecer lo mas constante posible.



Con semillas de Chia, Usted retiene la humedad, regulando de manera más eficiente la absorción corporal de nutrientes y fluidos corporales. Debido a que hay una gran eficiencia en la utilización de los fluidos corporales, el balance electrolítico se mantiene.

Las semillas de Chia son el coloide hidrofílico definitivo de las dietas del Siglo 21. Los coloides hidrofílicos, (una sustancia aguada, gelatinosa, similar a una cola de adherir) forman los elementos que sirven de base para todas las células vivientes.

Ellos poseen la propiedad de ocupar y despedir rápidamente las sustancias esenciales a la vida de las células. La precipitación de coloides hidrofílicos causa la muerte por cáncer de células. La semilla de Chia es un constructor de músculos y tejidos y un energizante de duración con extensivas propiedades de hidratación.

Como fuente de proteínas, el Chia, luego de su ingestión, se digiere y absorbe muy fácilmente. Esto resulta en un rápido transporte a los tejidos y utilización por parte de las células. Esta eficiente asimilación, hace al Chia muy efectivo cuando un rápido desarrollo de los tejidos tiene lugar, primariamente durante los períodos de crecimiento en niños y adolescentes. También para el crecimiento y regeneración de los tejidos durante el embarazo y lactancia, además de incluir la regeneración de los tejidos musculares en procesos de reacondicionamiento, para atletas, levantadores de pesas, etc.

Es un producto sustentable y ecológico, por el alto contenido en aceites esenciales (Omega 3 y Omega 6) de sus hojas, actúan como una extremada y potente repelente de insectos, evitando la necesidad de usar químicos para proteger los cultivos.

No tiene Colesterol y es libre de Gluten.

Puede almacenarse por años sin necesidad de empaque y condiciones especiales de almacenamiento.

La inigualable cantidad de Omega 3 resulta en los antioxidantes naturales que contiene y hacen imposible la oxidación de los lípidos alimenticios; por lo tanto no tiene olor a pescado. La Chía es la mayor fuente natural de Omega 3.

Proteínas: tiene alto contenido

Antioxidantes : combaten el envejicimiento y deterioro de los tejidos que causan enfermedades degenerativas (cáncer, apoplejía, infartos, artritis, etc.)

Vitamina A: favorece la visión diurna y nocturna, la elasticidad del cutis, la formación de husos fuertes, cabellos, dientes, encías sanas, previene manchas en la piel por la edad.

Niacina: es una vitamina B que ayuda a combatir la depresión, stress, mejora notablemente el sistema nervioso y contribuye a la belleza de la piel.

Calcio: previene la osteoporosis o suaviza sus efectos, y las mujeres en edad de menopausia tanto como los atletas necesitan grandes cantidades, siendo esencial en al formación de huesos y dientes.

Fósforo: nutre el sistema nervioso y mejora la actividad cerebral como por ejemplo la memoria.

Potasio: evita calambres, sobre todo en deportistas, mejora la actividad muscular y ayuda a mantener la presión sanguínea estable.

Magnesio: es uno de los minerales esenciales, gran energizante psicifíco, fundamental en la dieta del deportisata, y que además ayuda en la absorción del Potasio y Calcio, y en problemas de depresión, debilidad muscular y presión alta.

Zinc: promueve el sistema inmunológico saludable, agudiza el gusto y el olfato, gobierna la contractabilidad de los músculos y es importante para las glándulas prósyaticas y órganos reproductores.

*.- Por su contenido de omega 3 ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos.

*.- Proporciona sensación de saciedad ayudando a controlar el apetito. Al poner la chia en el agua la semilla crece porque absorbe varias veces su peso en agua por esta razón da la sensación de llenura.

*.-Ayuda a regular la coagulación de la sangre, células de la piel, membranas, mucosas y nervios. Esto favorece la regeneración de los tejidos y por esta razón la usan algunos atletas.

*.- Permite el crecimiento y la regeneración de tejidos durante el embarazo y lactancia.

*.- La chia es la mayor fuente vegetal de ácido grasos omega-3. Estas grasas también contenidas en la linaza y el pescado de agua fría son esenciales para la salud

* Contiene proteínas completas proporcionando todos los aminoácidos esenciales. Esto es importante para las personas vegetarianas

*Mejora la salud cardiovascular,

*Facilita la digestión,

*Aumenta la inmunidad

*Mejora la movilidad y funcionamiento de las articulaciones


*Refuerza los niveles de energía y concentración.


Fibra

La fibra es la parte estructural de frutas, verduras, semillas y granos, que el sistema digestivo no es capaz de digerir ni de destruir. Actualmente, profesionales e instituciones de salud, recomiendan un consumo entre 25 a 30 gr. diarios de fibra en adultos. La chia aporta 27,6 gr. de fibra por cada 100 gr. de semilla, lo que equivale al 100% de las recomendaciones diarias para la población adulta.

La fibra tiene la capacidad de aumentar el volumen del bolo fecal que transita en el tubo digestivo. Esto se debe principalmente a su capacidad para absorber una importante cantidad de agua. En consecuencia, la materia fecal, producto final de la digestión, se torna más voluminosa y suave, debido a que se encuentra más hidratada. Además, el aumento de tamaño del bolo fecal estimula el tránsito intestinal, lo que reduce su tiempo de permanencia en el aparato digestivo, a la vez que ayuda a regular los movimientos intestinales, evitando el estreñimiento, la diverticulosis, el cáncer de colon.

Por otro lado, la fibra puede formar disoluciones con el contenido gastrointestinal, de tal forma que las sustancias que tienen que absorberse les cuesta más hacerlo, como le sucede a la glucosa (azúcar) y a las grasas. Gracias a esta función, la fibra contribuye a la prevención de múltiples enfermedades como la enfermedad cardiovascular, diabetes, como se ha demostrado en innumerables estudios epidemiológicos. 

Las proteínas:

La chia contiene 19-23% de proteína. Una cantidad mayor que los cereales tradicionales como el trigo (13.7%), maíz (9.4%), arroz (6.5%), avena (16.9%) y cebada (12.5%). Se han realizado estudios que evalúan la digestibilidad y valor biológico de la proteína contenida por la chia. 
Los resultados obtenidos indican que la chía es una fuente proteica de buena calidad y sugieren la importancia de la incorporación de esta fuente alimenticia no tradicional a la dieta habitual como complemento de otros alimentos. 
La proteína de la chia es libre de gluten. 
El gluten causa la enfermedad celiaca. 
La chia es un alimento libre de gluten, por lo tanto, apto para pacientes celiacos. 
De los aminoácidos encontrados en la proteína de la chia , el contenido de lisina es bastante alto, comparado con otra semillas oleaginosas. 
Los aminoácidos de la chia no tienen factores limitantes para la dieta de los adultos. 
De esta manera, la chia puede ser incorporada a la alimentación mezclada con otros granos para mejorar el balance proteico.

Vitamina B

La chia es una buena fuente de vitamina B. Si se compara el contenido de vitaminas de la chia con otros cereales, se muestra que esta es mas alta en niacina que el maíz, la soya y el arroz. 

El contenido de Tiamina y riboflavina es similar al del arroz y el maíz. 
La Chia es una excelente fuente de calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y cobre. La chia Benexia contiene 13 – 354 veces mas calcio, 2 – 12 veces mas fósforo, y 1.6 – 9 veces mas potasio en 100 gr. de producto que el trigo, arroz, avena y maíz. 

La Chia tiene 6 veces mas calcio, 11 veces mas fósforo y 4 veces mas potasio en 100 gr. que la leche. 

Los niveles de hierro de la chia, son muy altos siendo inusual este nivel para las semillas. 

Comparando el nivel de hierro que contienen la chia con otros productos tradicionales que son conocidos como fuentes de este mineral, la chia tiene 6, 1.8 y 2.4 veces mas hierro en 100 gr. que la espinaca, las lentejas y el hígado, respectivamente.


Usos

Existen muchas recetas que incluyen a la semilla de chía como ingrediente. En general, se emplea para hacer que los alimentos aumenten su consistencia, al tiempo que reducen su valor calórico como sustitutivo de otros más calóricos, propiciando una sensación de saciedad.

¿Semillas de chía para adelgazar?

Como decíamos anteriormente, la chía, al contener un elevado porcentaje de fibra, absorbe mucha agua, lo que concede cierta sensación de saciedad y mejora de la digestión. Esto genera un estímulo cerebral que redunda en una disminución del apetito y genera una sensación de plenitud. Asimismo, fomenta la depuración de toxinas y otros residuos del cuerpo.

Aparte, la chía es adecuada para adelgazar gracias a su alto contenido en ácidos grasos saturados, los cuales ayudan a combatir el colesterol LDL (el “malo”) y a optimizar la síntesis del colesterol HDL (el “bueno”), originando una mejor degradación de la grasa corporal acumulada y transformando a esta última en una fuente aprovechable de energía para el organismo.

Para quien desee bajar de peso, se recomienda añadir semillas de chía en su dieta, por ejemplo, como complemento de yogures sin azúcar, zumos de frutas o batidos. También puede incluirse como condimento en purés y ensaladas.


Beneficios de la chia:
- Alta en proteína
- Alta en ácidos grasos omega-3
- Ayuda a controlar la glucosa en la sangre
- Ayuda a reducir el colesterol
- Alta en fibra
- Alta en calcio
- Otros minerales y vitaminas como fósforo, hierro, cobre, magnesio, manganeso, cinc y niacina.

Beneficios de la chia:
- Alta en proteína
- Alta en ácidos grasos omega-3
- Ayuda a controlar la glucosa en la sangre
- Ayuda a reducir el colesterol
- Alta en fibra
- Alta en calcio
- Otros minerales y vitaminas como fósforo, hierro, cobre, magnesio, manganeso, cinc y niacina.

Dosificación

La semilla de chía se puede consumir como método preventivo o para acompañar alimentos como por ejemplo el uso de granola o nueces en yogurt o ensalada, podría sustituirse por la chía molida, o simplemente a la hora de la comida hacer agua de chía y consumirla.

La dosis recomendable como preventivo diario es de 5 g al día. En el colesterol alto, puede ser consumida en dos formas, para prevenir y mantener los niveles de colesterol, lo recomendado es el consumo de 5 g de semilla de chía al día. 

Por otro lado si lo que se desea es reducir el nivel de colesterol presente en las arterias, lo que se requiere es un consumo mínimo de 25 g de semilla de chía por día. 

Modo de preparación

La semilla de Chía puede ser ingerida en variadas formas, puede ser consumida como gel, dejándola remojar la semilla en un vaso con agua 30 minutos o más antes de consumir (idealmente agua hervida fría o mineral ya que el exceso de cloro puede destruir las propiedades). 
Las semillas absorberán el líquido y formaran una gelatina, mezcle bien, ésta puede ser almacenada refrigerada por 30 días para su consumo; es posible combinarla con cualquier alimento o líquido . 

Se puede mezclar en jugos naturales, leche, yogurt, como aderezo para ensaladas, salsas, sopas, cremas, verduras, budines u omelettes, postres, panes, o como su creatividad le sugiera o en el alimento que se prefiera siempre y cuando este molida, la mejor ventaja de la semilla de chía molida es la instantánea, ya que tiene mejor absorción por parte del organismo, y se aprovechan mejor las propiedades .

Se puede tritura o moler para que se haga polvo o consumir entera:

1.- Semilla de chía entera: En un vaso de agua, jugos naturales, leche o yogurt, remojar por 30 minutos, hasta la formación de gel o mucílago, revolver antes de ingerir.

2.- Semilla de chía molida: Es instantánea, no requiere remojo previo y se absorbe con mayor rapidez en el organismo. La semilla molida o triturada es la que tiene toda la fibra, en cambio la harina de semilla, pierde la fibra y varias de sus propiedades.

3.- Existe una presentación de un aceite esencial de chía: El aceite de chía se convierte en una nueva fuente natural de ácidos grasos esenciales, especialmente de Omega-3. Tiene además un alto contenido de ácido linolénico, dándole un marcado efecto cardioprotector . 

4.- Preparación de la chía en agua fresca:

 

Ingredientes:

Una taza de semillas de chía.
Dos litros de agua.
Un tercio de taza de jugo de limón.
Una taza de azúcar.

Procedimiento: 
Se deja a remojar la chía en una taza de agua durante 2 o 3 horas, o hasta que esponje y suelte mucílago. En 2 litros de agua se vierte el jugo de limón y se disuelve el azúcar ya disuelta. Se agrega la chía remojada, se mezcla bien. Se sirve fría.

5.- Otra forma de preparar el agua es la siguiente:

Agua de limones con apio y con chía.

Ingredientes:

Taza de tallos de apio limpios y rebanados.
Cuatro limones en cuartos, sin semilla.
Una ramita de hojas de menta o hierbabuena.
Uno y medio litro de agua.
Media taza de semilla de chía.
Una taza de azúcar.
Hielo al gusto.
Cinco limones.

Procedimiento:

Muela los apios en la licuadora, mezcle el agua con el azúcar, una vez que esté bien disuelto, exprima los limones colando el jugo, que no haya huesos, y agregue la semilla de chía, revuelva todo muy bien, decore con las ramas de hierbabuena o menta. [15]

Toxicidad

No se conocen componentes tóxicos en ella; y no se encontraron registros sobre intoxicaciones y efectos indeseables en personas

PARA UN DESAYUNO ENERGÉTICO.




2 cucharadas de chía
- 1 taza de leche vegetal (almendras, alpiste, sésamo, semillas de zapallo, semillas de maravilla, etc.)
- Miel, estevia, agave o cualquier endulzante natural que te guste.






Esta es la mezcla básica, porque después se le puede agregar algunos o varios de los siguientes ingredientes:
- rodajas de plátano
- arándanos, frambuesas o berries en general.
- manzanas
- maca
- cacao en polvo
- coco rallado
- espirulina
- canela
- etc.!

Fuente: http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2013/07/propiedades-de-la-chia-el-antiguo.html

No comments :

Post a Comment