Search This Blog

Loading...

Tuesday, November 25, 2014

7 secretos acerca de la prosperidad y el dinero.

 

Tus creencias construyen tu realidad: Con el dinero como en la vida, son tus creencias las que construyen tu realidad. Cuando te decides a evaluar tus creencias sobre el dinero y te permites transformar algunas de ellas, automáticamente abres la puerta a un mundo de posibilidades de prosperidad.

El dinero es energía: El dinero, como todo lo que el ser humano enfoca y toca, es energía. Al ser energía, el dinero se rige por algunas leyes, y una vez entiendas estas leyes vas a mejorar tu relación con él.

El dinero es una energía abundante: La realidad es que el mundo está lleno de dinero. Cuando una persona logra eliminar la concepción del dinero como un elemento material escaso y percibe que se trata de una energía abundante, a través de su cambio de creencias facilitará que el dinero fluya, entre y salga de su vida cotidiana en la forma y cuantía ajustadas a sus propias expectativas, estilo de vida y requerimientos.

La prosperidad es cuestión de hábitos: Contrario a lo que muchas personas piensan, la prosperidad no es una cuestión de suerte. La prosperidad es el resultado de hábitos de vida que te permitan prepararte, romper paradigmas, aprovechar las oportunidades y enfrentar con decisión la mayor de las pobrezas: la pobreza mental.
La más importante son las ideas: La frase popular "el dinero atrae al dinero" pudo haber sido cierta hace 200 años durante la era industrial, pero hoy, en medio de una economía donde prima el valor de las ideas, no es más que una de las frases favoritas de aquellas personas que quieren justificar su pobreza, ya sea monetaria o mental. Son tus ideas, tu valentía, tu capacidad de trabajo y tus ganas de salir adelante quienes te permitirán lograr todo aquello que te propongas.

Acerca de la ambición: Ten cuidado de confundir ambición con avaricia, pues mientras una te impulsa a ser mejor, la otra es perjudicial y limitante. El avaro quiere acaparar todo para él, sin dejar nada para los demás, la avaricia es egoísta y nociva. La ambición es la fuerza que le da motivo a tus días, que te hace perseguir metas, llevar a cabo grandes proyectos y que te permite lograr una vida mejor. El primer paso para los grandes logros de tu vida es imaginarlos, pues nada se materializo sin que antes se hubiera imaginado. Proyecta en tu mente todo lo que quieres ser.

Tan importante como dar es saber recibir: Vivimos en un universo que se rige por leyes de equilibrio, por lo tanto todas las cosas que salen de ti, deben regresar a ti de diferentes maneras. A la mayoría de las personas se nos enseñó la importancia de dar, pero a muy pocos se nos instruyó acerca de la importancia de saber recibir. Quien no se cree merecedor de recibir, en efecto no recibirá. Por esta razón, abre tus brazos de par en par, declara que mereces todo lo bueno y que estás dispuesto a recibir con amor todo aquello que el universo está dispuesto a entregarte.

Fuente:  http://www.serfelizesgratis.org/2014/08/dinero.html

No comments :

Post a Comment