Friday, September 26, 2014

Infecciones urinarias, enfoque homeopático

 

Una infección urinaria es una infección producida por bacterias en alguna de las partes de las vías urinarias.
 
Generalmente las infecciones urinarias se dan 4 veces más en mujeres que en hombres, esto es debido a la anatomía de sus vías urinarias que las hacen propensas a las infecciones.

Existen distintos tipos de infección, dependiendo principalmente de la zona de en la que se asiente. Así cuando se localiza en la parte superior de las vías urinarias la infección suele ir acompañada de fiebre, sudoración y dolor en las fosas renales. Si por el contrario la infección se localiza más en la zona inferior aparecen síntomas como el escozor al orinar, la incontinencia, la necesidad continua de ir al baño, también encontramos una orina muy oscura y mal oliente.

La bacteria que principalmente causa las infecciones de orina es la E. Coli, que reside en nuestro intestino. En mujeres en las que las infecciones son muy repetitivas suele haber una alteración de la microflora vaginal que suele verse dañada por la toma de antibióticos, el uso de algunos anticonceptivos o la irritación de la mucosa de la zona.

El tratamiento homeopático es muy útil en el momento agudo de la infección pero es imprescindible si las infecciones son de repetición, ya que nos ayudará a trabajar el terreno débil que permite esa colonización constante de las vías urinarias. Por ello es imprescindible acudir a un homeópata, poder hacer un buen tratamiento de fondo del problema y así evitar la repetición constante de los síntomas.

Los medicamentos homeopáticos más comunes para tratar las infecciones urinarias y sus molestias son:
  • CANTHARIS: cistitis con necesidad constante de ir al baño acompañado de dolor intenso y punzante que aparece antes, durante y después de la micción.
  • MERCURIUS CORROSIVUS: Si hay necesidad constante de ir al baño con dolor e intenso ardor sobre todo antes de la micción, la orina sale gota a gota.
  • FORMICA RUFA: Cuando aparecen micciones muy frecuentes y muy abundantes, pero no aparece dolor o muy poco dolor al orinar, la infección suele darse después de una exposición al frio y la humedad de la zona.
  • ARSENICUM ALBUM: Cuando aparece orina involuntaria con escozor y se siente necesidad de aplicaciones calientes en la zona, suele ir acompañada de una astenia importante.
  • PHOSPHORUS: Si la orina es frecuente y se acompaña de hematuria (sangre en la orina). Los dolores que acompañan a la micción son también quemantes.
  • STAPHYSAGRIA: Cuando la orina es clara y tiene sensación de plenitud constante aunque acabe de orinar. Es muy útil en cistitis provocadas por traumatismos en la zona, como por ejemplo después de un sondaje, una cirugía o después del parto.
  • DULCAMARA: la cistitis aparece después de un baño frio o por mojarse los pies, aparece constante deseo de orinar con orina escasa.
  • CAPSICUM: Cuando hay necesidad constante de orinar con orina trasparente, sensación de puntadas en la vejiga. Aparece ardor antes y durante la micción.
Normalmente si las infecciones repetitivas son debidas a la bacteria Escherichia coli (E. coli), hay muy buenos resultados acompañando el medicamento elegido con una dosis de COLIBACILLUM.
“Lo más importante es curar de manera rápida, suave y de forma duradera”
 
Fuente: revistauh.es

No comments :

Post a Comment