Thursday, August 14, 2014

Cuidados de la visión para diabéticos

 

Cuando nos olvidamos de que padecemos esta enfermedad, y descuidamos por mucho tiempo los niveles de glucosa en sangre, las pequeñas venas que alimentan nuestros ojos se hinchan, obstruyen o deterioran, provocando desde una visión borrosa y pequeños sangrados en la retina hasta el deterioro completo y una posible ceguera.

Generalmente la complicación de la diabetes en la vista se la llama retinopatía y constituye la primera causa de deficiencia visual prevenible de este tipo de enfermedad como es el caso de la diabetes, pero no es la única, existen muchas otras alteraciones de la vista que advierten sobre el daño que pudieran estar sufriendo nuestros ojos.

Lo principal para evitar este tipo de lesiones es que mantengas tus niveles de glucosa en sangre lo más normales y estables posible en valores entre los 70-100 mg/dl y visites periódicamente al oftalmólogo al menos una o dos veces al año. Y más allá de cualquier cosa, prestes atención por más insignificante que sean las molestias, cualquier anormalidad que notes en tus ojos.

Complicaciones oculares mas comunes

  • Vista irregular: El diabético podrá notar que un día sin inconvenientes puede leer perfectamente un libro que posee letras pequeñas y que al otro día esto se le hace imposible, es uno de los síntomas más recurrentes cuando aún no sabemos que padecemos de diabetes, incluso muchas personas acuden al oftalmólogo y se dan con que padecen esta enfermedad.
  • Cataratas: En el ojo  poseemos un lente natural, transparente, llamado cristalino, a veces por herencia o mal control de la glucosa, este lente se empaña, o se nubla, dando por resultado lo que llamamos cataratas. También puede desarrollarse en personas fumadoras o surgir después de una lesión ocular y puede ser tratada con cirugía menor.
  • Glaucoma: Se define el glaucoma, como una enfermedad que padece el nervio óptico, cuando aumenta la presión significativamente dentro del ojo. En estos casos la visión periférica disminuye, dando paso a la llamada “visión de túnel”, en la que se hace muy difícil ver hacia los lados.

Recuerda siempre:


  • Mantener controlados los niveles de glucosa en sangre evitando cambios bruscos que puedan dañar tu visión.
  • Revisate la vista al menos una vez al año y visita ante cualquier lesión por más mínima que parezca a tu oftalmólogo.
  • Recuerda parpadear 10 veces seguidas por cada hora que estés frente de la televisión, ordenador o fijando la vista, y de ser necesario toma descansos por el tiempo que tengas permitido, en el caso que estés en tu trabajo.
  • Evita usar cosméticos a menos que sea necesario.
  • Usa lentes oscuros, adquiridos siempre en ópticas y locales autorizados, para proteger tus ojos de los rayos UV, con mayor seguridad.

El mito de que la insulina puede provocar ceguera, es una creencia que se transmite de personas que tienen amigos o familiares a los que les ha ocurrido. 

Lo que pasa en algunas personas , es que comienzan a inyectarse insulina en un momento muy avanzado de su enfermedad y en donde este tipo de complicaciones, como el caso de las retinopatías o enfermedades oculares ya se encuentran demasiado desarrolladas, y muchas veces es inevitable que ocurran estas cosas.

Pero debemos tener en cuenta que la insulina no origina, ceguera por si sola. Consulte su especialista de confianza ante cualquier duda.

No comments :

Post a Comment