Saturday, August 2, 2014

El síndrome premenstrual cómo evitar sus molestos síntomas

 
Además de los días de bajada del período, previamente, el síndrome premenstrual puede causarnos también muchos trastornos. Para hacer más llevaderas estas molestias con las que la madre naturaleza nos cita todos los meses, podemos recurrir a muchas ayudas realmente eficaces, incluso en el ámbito de la alimentación.

A grandes males, grandes remedios

A pesar de todas estas molestias debes intentar que los cambios que sufres durante esos días no alteren tu ritmo de vida. Si el grado de dolor es muy fuerte o surgen otras complicaciones, lo mejor es que acudas al ginecólogo pero, si quieres paliar tú misma este malestar generalizado, puedes tomar algunas medidas fáciles.
El estrés es un mal compañero, por ello, lo mejor es aprender métodos de relajación como el yoga, la meditación o ejercicios de respiración. Asimismo, un buen masaje puede hacer milagros. Por otra parte, el ejercicio también favorece que nos encontremos mejor esos días, ya que mejora nuestra circulación sanguínea y previene la tensión muscular del útero, lo que hará que los dolores de la menstruación sean menos intensos. Además, al hacer deporte, nuestro organismo produce unas hormonas llamadas endorfinas, cuya función es actuar como analgésico.
mujer
Otra gran solución es el calor. Darse un baño con agua tibia o aplicar calor seco en la parte baja del abdomen también puede aliviar los dolores. No obstante, si el dolor es demasiado agudo, también podemos recurrir a los fármacos. Lo normal es tener a mano antiinflamatorios de venta libre como ibuprofeno o utilizar los que te prescriba tu médico.


Los alimentos que te cuidan

Entre las posibles medidas que puedes adoptar para reducir las molestias de la menstruación la alimentación es muy importante. En general, se recomienda una dieta sana y variada donde se consuman pocas grasas y azúcares. Los expertos recomiendan incluir ácidos grasos omega 6 y omega 3, presentes en las nueces, en pescados como el atún o el salmón y en aceites como el de borraja, prímula u onagra, ya que parecen tener un efecto beneficioso para aliviar tanto los síntomas premenstruales como las menstruaciones dolorosas.
Por otra parte, el calcio nos ayudará a aliviar las contracciones musculares y algunas otras molestias. Ligado a este, la vitamina D es imprescindible, pues ayuda a la absorción de este mineral. Tampoco pueden faltar frutas y verduras en nuestra dieta. Los zumos de frutas son muy recomendables para aliviar el dolor de cabeza.
atun
La soja es otra alidada de nuestro organismo, ya que ayuda a regular los niveles de estrógenos y de progesterona. En general es recomendable consumir más alimentos ricos en vitamina B6 para estabilizar los niveles hormonales, como cereales de grano integral, vegetales verdes, carnes rojas sin grasa, productos lácteos, huevos, pollo y pescado. Otra vitamina, la de la letra E también es muy necesaria.

Adiós a los malos hábitos


Además de llevar una alimentación más equilibrada y sana, el evitar algunos malos hábitos puede ser fundamental a la hora de alejar el dolor. Teniendo esto en cuenta, evita el estrés y reduce el consumo de las bebidas con cafeína. También se recomienda no ingerir demasiado alcohol y, a poder ser, deshacernos del vicio del tabaco.

Durante esos días se suelen retener más líquidos, por lo que los especialistas aconsejan beber mucho agua y bajar el consumo de sal. Esto hará que tu organismo funcione mejor y te sientas menos hinchada. Puedes ayudarte con zumos e infusiones.
vaso de agua
Por último, algunos expertos recomiendan tomar chocolate durante la menstruación, ya que puede aminorar el dolor causado por los cólicos, además de quitarte el mal humor. Incluso hay estudios que aseguran que este dulce contrarresta los efectos del síndrome premenstrual debido a su influencia en el sistema hormonal.

No comments :

Post a Comment