Tuesday, July 8, 2014

Consejos para el corazón

 
Incorporar la actividad física a nuestra rutina diaria, aprender a controlar el estrés y consumir una dieta equilibrada son algunas de las claves para mantener una buena salud cardiovascular. Y es que nuestro estilo de vida incide directamente en la ocurrencia de este tipo de enfermedades.
Por lo mismo, “se debe tomar conciencia del riesgo cardiovascular en que nos encontramos y, para evitar cualquier complicación, mejorar nuestro estilo de vida hacia una condición saludable es clave. En este sentido, lo ideal es mantener una actividad física constante, evitando el sedentarismo; fomentar una alimentación sana y libre de grasas saturadas; eliminar el tabaquismo; y mejorar nuestras redes sociales”, señala la especialista de la Mutual de Seguridad CChC, Dra. María Angélica Barrientos.

Ante esto, la profesional hace hincapié en los siguientes 10 consejos que le permitirán estar alertas y mantener una buena salud cardiovascular:

1. Evite el cigarro
El consumo de tabaco aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, sobre todo si se acompaña de otras alteraciones como la hipertensión y el sobrepeso.

2. Controle su peso y la distribución de la grasa
Según estudios, el sobrepeso y la grasa puede convertirse en enemigos del corazón, sobre todo si ésta se localiza en el área abdominal. Lo ideal, es mantener un índice de masa corporal (IMC, es decir, el índice del peso de una persona en relación con su altura) no superior a 25 kg/m2. Para calcular su IMC la operación es simple: divida su peso en kilogramos por su altura en metros elevada al cuadrado.

3. Vigile sus niveles de colesterol y triglicéridos
Para esto, evite el consumo de grasas saturadas, ya que una acumulación excesiva de lípidos puede obstruir las arterias del corazón, obstaculizando la normal circulación de la sangre.

4. Controle su glicemia
En línea con lo anterior, controlar sus niveles de azúcar en la sangre también es clave para asegurarse de estar llevando un estilo de vida saludable.

5. Controle las cifras de presión arterial
Su elevación favorece la posibilidad de riesgos cardiovasculares. Los niveles normales de presión de una persona sana no deben superar los 120 milímetros de mercurio de sistólica (o tensión alta) y 80 milímetros de mercurio de diastólica (o tensión baja).




6. Consuma una dieta equilibrada


Una buena alimentación debe ser completa y balanceada, aunque idealmente evitando las grasas trans y las grasas saturadas, y prefiriendo el consumo de frutas y verduras. También es aconsejable consumir alimentos que eleven el colesterol HDL (o “colesterol bueno”), tales como los frutos secos, la palta y el vino tinto, aunque con este último la recomendación es consumir como máximo una copa al día.



7. Haga ejercicio regularmente

 La realización de una actividad física continua por, al menos 30 minutos seguidos 3 veces a la semana, mejora la circulación, favorece el buen funcionamiento del músculo cardíaco, y contribuye a mantener niveles normales de glicemia y colesterol, favoreciendo vasos y arterias más flexibles y saludables. A esto se le debe agregar el efecto favorable sobre el estado de ánimo por la liberación de endorfinas.


8. Aprenda a manejar el estrés
Las reacciones de extremo enojo y ansiedad pueden contribuir a un mal funcionamiento del corazón.

9. Consulte a su médico en forma periódica
Un chequeo general no está de más, sobre todo si ya es mayor de 40 años. En caso de tener antecedentes familiares de patología cardiovascular, se recomienda realizar un chequeo preventivo, al menos una vez al año.

10. Escuche y cuide su corazón
 Su propio corazón podría avisarle de estar fallando. Si presenta un fuerte dolor y presión en el centro del pecho -el que puede extenderse hacia el brazo izquierdo, con sensación de fatiga, mareo y sudoración-, podría tratarse de una alerta de infarto.

No comments :

Post a Comment