Wednesday, June 11, 2014

Peligro: disfunción eréctil

 

Este tipo de problema no es patrimonio de los hombres mayores. Seis consejos para que los jóvenes lo eviten. 

1.Reducir o eliminar el tabaco
Un atado diario es suficiente para incrementar en un 60% las probabilidades de sufrir disfunción eréctil. En el momento en el que el consumo de tabaco se reduce, se minimiza el peligro, pero incluso así el riesgo de sufrir disfunción eréctil sigue siendo muy superior al de los hombres que jamás han fumado. El 16.5% de los hombres menores de 35 años que padecen disfunción eréctil se debe al excesivo consumo de tabaco.

2. No abusar del alcohol
Entre un 3,2% y un 64,4% de los hombres en estado de embriaguez no tienen una respuesta de erección satisfactoria para mantener relaciones sexuales. El 62.5% de los hombres entre 18 y 35 años que sufren disfunción eréctil se debe al abuso de consumo de bebidas alcohólicas. El alcohol produce en los varones una interrupción de la erección, independientemente de la dosis tomada, ya que inhibe el buen funcionamiento del sistema nervioso central, el cual está implicado directamente en la respuesta del estímulo sexual.

3. Las drogas, un mal aliado

La cocaína es un estimulante del sistema nervioso central que además actúa como vasoconstrictor reduciendo el flujo sanguíneo en venas y arterias. El 27% de los hombres adictos a la cocaína presentan dificultades para lograr una erección que les permita mantener relaciones sexuales satisfactorias y un 15.6% de los jóvenes con disfunción eréctil son consumidores de estupefacientes.

4. Comer sano y equilibrado
Una dieta desequilibrada influye de forma negativa en la capacidad para mantener una actividad sexual satisfactoria. El exceso de peso y la obesidad van de la mano con desórdenes metabólicos que pueden desembocar en enfermedades relacionadas directamente con la disfunción eréctil como la diabetes o problemas cardiovasculares. Por eso es necesario seguir una dieta sana y equilibrada para evitar el exceso de peso y sus consecuencias indeseadas.

5. Hacer ejercicio
El sedentarismo también es un factor de riesgo para desarrollar una disfunción eréctil. Practicar ejercicio regularmente tiene numerosos beneficios ya que disminuye las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, prevenir este tipo de dolencias supone una protección adicional contra la disfunción sexual.

6. Mantener una vida sexual activa
Mantener relaciones sexuales frecuentemente reduce las probabilidades de desarrollar un problema de disfunción eréctil, ya que esto supone un buen ejercicio para conservar en buen estado la circulación de la sangre y la elasticidad de las arterias y los cuerpos cavernosos, lo que mejora el estado y funcionamiento del sistema cardiovascular, disminuyendo la probabilidad de desarrollar un problema de disfunción eréctil. problema de disfunción eréctil, ya que esto supone un buen ejercicio para conservar en buen estado la circulación de la sangre y la elasticidad de las arterias y los cuerpos cavernosos, lo que mejora el estado y funcionamiento del sistema cardiovascular, disminuyendo la probabilidad de desarrollar un problema de disfunción eréctil.

No comments :

Post a Comment