Wednesday, June 11, 2014

El boom de las cerezas Goji: ¿viagra natural?

 
Frutos de la planta denominada Lycium Barbarum y L. chinense, estas delicatessen naturales de numerosas propiedades favorables para la salud integran la lista de superalimentos que, sólo su ingesta diaria de alrededor de 5 a 10 gramos, promete maravillosos resultados.

Es una fruta pequeña seca con un aspecto similar a la pasa de uva, de color rojo y sabor amargo, que no contiene azúcares ni colorantes y se come o se toma como jugo o té. 

Sus efectos antioxidantes y sus características anti-cancerígenas naturales ya están en boca de todos y en algunos países de Europa, ya comenzaron a exhibirse en las góndolas de los supermercados.

Dueñas de altos niveles de de beta-caroteno (vitamina A), vitamina B, vitamina C, hierro, zinc y taurina entre otros componentes nutritivos, estas cerezas son también llamadas “viagra frutal”, ya que mejorarían el deseo sexual. La taurina, uno de sus componentes principales, es un ácido orgánico que participa de varios mecanismos celulares, y, a su vez, es un ingrediente de las populares bebidas energizantes. Los antioxidantes beta-caroteno, vitamina C, y zinc tienen un efecto protector contra la degeneración macular, la causa más frecuente de ceguera después de los 65 años, mientras que la vitamina más abundante en los cítricos además de tener un efecto positivo en la visión también colabora a tener un aspecto más juvenil y desarrollar menos arrugas en la piel.

Parecería ser que la ingesta diaria de las Goji es el secreto de belleza de Madonna, cantante y actriz de renombre internacional. Algunos especulan que esta fruta asiática sería responsable de su gran estado físico a los 55 años y la clave para combatir el envejecimiento.

Un ejemplo, por el cual se ha demostrado que la cereza de Goji es beneficiosa es el caso de la retinopatía diabética. Una complicación de la diabetes mellitus, en donde los altos niveles de glucosa (“azúcar en sangre”) por falta de control, causan ceguera. La muerte celular programada (apoptosis) en la retina es una de las primeras alteraciones en el desarrollo de esta complicación severa. La cereza de Goji y la taurina presente en esta fruta tienen un efecto protector actuando a nivel de una enzima llamada caspasa 3 que tiene origen en el gen CASP3 localizado en el cromosoma 4 ayudando a retrasar el desarrollo de esta enfermedad.
A su vez, esta proteína forma parte del complejo mecanismo de la apoptosis. Estudios recientes sugieren la importancia que tiene la “muerte celular programada” en el envejecimiento.

Asociadas a la longevidad, las bayas han sido usadas por la medicina china por más de 1900 años y llegan a la cultura occidental en busca de volver al origen de la nutrición natural sin aditivos, provenientes de la alimentación ancestral de muchas civilizaciones. Constituyen la respuesta a tantos años de modificaciones genéticas, agroquímicos, sabores y aromas artificiales predominantes desde el auge de lo envasado e industrial.

No comments :

Post a Comment