Monday, June 16, 2014

Cómo mantener viva la “Llama del Amor”


Es muy común escuchar que al llegar a los cuarenta años (a partir de los 35), la mujer alcanza su “pico sexual”, por lo que se supone deberíamos estar en la plenitud orgásmica, disfrutando de nuestra madurez y capacidad para alcanzar el máximo deseo y habilidad sexual… 

Pero la realidad es que día a día escuchamos lo contrario de mujeres que incluso teniendo pareja, no están disfrutando su sexualidad, y que en algunos de los casos es nula…

Siendo éste un tema de interés para todas nosotras, me puse a investigar sobre la relación que hay con la edad y la sexualidad, y sobre cómo podemos reactivar esa parte fundamental en la vida de toda mujer que es la plenitud sexual.

Si bien es cierto, la mujer latina que está entrando en los cuarenta años ha enfrentado muchos tabús y mitos que hoy en día pueden parecer insólitos para las nuevas generaciones. En muchos casos estas creencias están muy arraigadas y crean una represión psicológica, que en lo general se refleja en la sexualidad. Factores como el machismo, el nivel socioeconómico y cultural, la religión, ideologías, etc.,  influyen en el bloqueo de la mujer con respecto a darse “permiso” para gozar en la intimidad. Este bloqueo ha llegado a ser tan potente que incluso muchas mujeres de nuestra generación confiesan no haber sentido nunca un orgasmo

Aunado a todo esto, se agrega el ingrediente de la “monotonía” en las parejas, causada en muchos casos por el desinterés de nosotras las mujeres al designar a nuestro hogar, a nuestros hijos, nuestro trabajo, etc., como las prioridades principales, dejando a un lado la intimidad.  Jugamos a “La casita” pero dejamos a la pasión en el olvido, desatando un sinfín de problemas de los cuales el menor es la infidelidad, siendo el más importante la ausencia de amor propio y la autovaloración de la mujer…
Hacer el amor y llevar una vida sexual plena es una de las formas más eficaces para erradicar el estrés. El orgasmo genera una serie de reacciones muy benéficas para la salud que nos fortalecen tanto en el plano emocional como en el fisiológico. Algunas de estas reacciones son:
  • Reduce el estrés.
  • Hace que tu sangre fluya.
  • Aumenta la producción de estrógenos.
  • Es un antídoto contra el dolor.
  • Mejora tu estado de ánimo.
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Mejora el aspecto de tu piel (se produce la hormona DHEA (dehidroepiandrosterona), cuyos niveles aumentan durante la excitación sexual, puede hacer que tu piel luzca más sana).
  • Cuenta como CARDIO: Se estima que puedes llegar a perder unas 7500 kalorías al año si practicas sexo unas tres veces por semana. Y es que los movimientos pélvicos, la aceleración del ritmo cardíaco, la vasodilatación de las zonas genitales erógenas, la aceleración de la respiración, y el orgasmo suponen un gasto de energía considerable.
Mantén viva la llama del AMOR
Mantén viva la llama del AMOR

Ahora viene la pregunta: ¿Cómo hacer para reavivar la pasión? Si tienes una pareja o estás casada y has caído en la monotonía sexual o de plano no te va nada bien en este rubro, bien vale la pena buscar las herramientas que ayuden a mejorar la intimidad que muy probablemente algún día existió. Pero para lograrlo debes primero amarte a ti misma y confiar en tus decisiones. Nada renueva más una relación que una buena rutina sexual, sin importar tu edad ni aspecto físico, factores a los que nosotras las mujeres damos importancia pero a final de cuentas para los hombres no lo son…

El hombre (siempre y cuando se encuentre físicamente sano y tenga erecciones) no se complica la existencia con los tabús que las mujeres tenemos. A un caballero se le puede estimular con un simple roce o al hablarle suave al oído, y una vez excitado tiene la capacidad de dejar de lado todos sus problemas, incluso los que llegara a tener contigo…
¿Por qué no emular un poco el comportamiento masculino? ¿Por qué no intentamos dejar fuera de la cama el bagaje de mitos, creencias, problemas, rutina diaria, etc., y entramos a ésta con el único propósito de dar y recibir placer?
Encontré esta lista de recomendaciones para mantener viva la llama del amor, que me pareció muy interesante:
  1. Ser independiente: La atracción se pierde cuando te creen segura, es mejor que él necesite cuidar su territorio.
  2. No cantaletear: Claro que se deben decir las cosas que nos molestan, pero no en la cama.Hay lugares propicios para todo. Recuerda que no hay nada menos sexy que una mujer regañona a la hora de la intimidad.
  3. Disfrutar el sexo: Conéctense cuando tengan relaciones sexuales, déjense llevar por el placer. Cuidado con el ¡NO! Cuando te acostumbras a decir mucho esa palabra, tu pareja pierde el impulso de buscarte y el deseo. Busquen la forma de comunicación que para ambos sea más cómoda y excitante.
  4. No te preocupes por tus defectos: En la mayoría de los casos los hombres no ven los “gorditos” o lo que no está bien en nuestro cuerpo, por lo tanto siéntete segura y linda.
  5. Sonreír: Una mujer amargada y melancólica es repelente. La alegría y el optimismo son más atractivos.
  6. Los hombres son visuales: Trata de mantenerte bonita, depilada, con la piel hidratada, y aseada. Recuerda que las feromonas se activan por el olfato.
Espero que estos simples consejos sean de utilidad, lo importante es que al hacer el amor logremos ser nosotras mismas sin tapujos, pidiendo con amor lo que deseamos y nos gusta que nos hagan en la intimidad. Hacer el amor debe ser un acto de entrega mutua, una fusión de dos seres que se complacen uno al otro con respeto y deseo. Una vez de lado los tabús, el placer viene por añadidura…

Mantén viva la llama del AMOR
Mantén viva la llama del AMOR
  •  Fuentes: Huffington Post, Self, Cosmopolitan, Richard Smith libro “Cómo adelgazar follando”, Aló.

No comments :

Post a Comment