Tuesday, May 27, 2014

¡TU CINTURA TE DELATA!


La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la utilización del Índice de Masa Corporal (IMC) como una referencia estándar de un peso apropiado. 

Sin embargo, hay algunos problemas con esta escala; la principal es categorizar a individuos musculosos como si estuvieran obesos o con sobrepeso a pesar de su condición generalmente saludable. 

Esto es debido a que el IMC  establece una correlación muy general entre la altura y el peso de una persona, sin tomar en consideración otros factores.
 
Afortunadamente,  existen otros indicadores que pueden ser útiles en este aspecto. Uno de ellos por ejemplo, es la medición de la circunferencia de la cintura, la cual es sencillo de realizar y nos indica si existe sobrepeso.

Es sorprendente la cantidad de información que puede ser derivada a partir de esta simple medición. Por ejemplo, estudios conducidos a largo plazo, muestran que las personas con un patrón de acumulación de grasa  alrededor de la cintura en forma de “manzana”,  en comparación con las que la acumulan alrededor de los muslos y cadera, como es el caso de las personas con una figura en forma de “pera,” presentan un mayor riesgo de padecer de cáncer, enfermedades del corazón y diabetes. 

Esto es aplicable, no solamente para individuos obesos sino también para individuos   con un peso normal, quienes pueden tener una mayor  probabilidad de desarrollar complicaciones de salud debido a la “forma” cómo esta estructurado su cuerpo. De los resultados de estos estudios, es fácil deducir entonces que el tamaño de la cintura es un excelente indicador para estimar, si ciertas enfermedades ocurrirán en una persona en particular. Pero, ¿como se explica esto?

Los científicos creen que la grasa abdominal es metabólicamente muy activa, especialmente la que esta localizada alrededor de los órganos internos. Esto significa que se están constantemente liberando sustancias, tales como ácidos grasos, hormonas y agentes inflamatorios, todos los cuales son conocidos por jugar un papel importante en el desarrollo de serios problemas de salud. Con base en esto, tiene sentido pensar que aquellas personas que tienen una cintura abultada, podrían estar en mayor riesgo de desarrollar numerosas enfermedades.

Idealmente, la mayoría de los hombres deben medir menos de 101 cm de circunferencia de la cintura, y las mujeres (no embarazadas), no más de 89 cm. La Organización Mundial de la Salud, ha recomendado diferentes medidas referenciales para los Asiáticos, con un máximo para los hombres de 89 cm, y 79 cm para las mujeres. 

Cualquier valor por encima de estos, dentro de sus respectivos sexos y razas, coloca a la persona en riesgo de padecer serios problemas de salud. Como ya hemos señalado, determinar la circunferencia de tu cintura es muy fácil; todo lo que se requiere es una cinta para medir, la cual se coloca alrededor de la cintura, en una posición ubicada un poquito más arriba del hueso de la cadera. Cuando lo haga, asegúrese de que la cinta de medida este plana, directamente sobre la piel y también exhale completamente para así asegurar resultados precisos.

No comments :

Post a Comment