Tuesday, May 20, 2014

EL MELÓN AMIGO DE SU TENSIÓN



El melóno  “Cantaloupe”, pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, la cual incluye otras delicias populares como la auyama, el pepino y el calabacín. 

Esta fruta ha sido cultivada por centurias. En varios textos de antiguas civilizaciones se ha descrito al melón en gran detalle. 

Existe controversia entre los historiadores acerca del origen de esta jugosa fruta; unos creen que es de Persia y otros de Grecia. Sin embargo, no existe una evidencia concreta de su origen exacto. 

Los melones son frutas de la estación de verano y crecen en el suelo sostenidos por una especie de guía o bejuco.

El melón puede representar una gran contribución nutricional para cualquier dieta, pero  a pesar de ser una fruta  baja en calorías, tiene un Índice Glicémico (IG)  de valor intermedio y, si no es consumida en las cantidades apropiadas, puede elevar los niveles de azúcar en la sangre. 

El rico melón es difícil de ignorar debido a sus beneficios para la salud. 

Al igual que la mayoría de las frutas tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias debido a sus altas cantidades de vitaminas y flavonoides.
Una taza de melón troceado contiene: 53 calorías; 0,3 g de grasa; 12 g de azúcar; 1,31 g de proteína y aporta el 106 % del requerimiento diario de  vitamina A, y 96 %  de vitamina C. Esto ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2. 

Estudios han mostrado que el consumo regular de alimentos ricos en vitamina A, ayudan a promover unos pulmones mas sanos y, en consecuencia, disminuyen los riesgos de desarrollar enfermedades respiratorias como el enfisema. También, mantiene la piel saludable y joven, reparando las células de la epidermis y las protege contra toxinas  que  envejecen la piel.

Por otra parte, la vitamina C fortalece el sistema inmune, aumentando la producción de glóbulos blancos. El melón puede también ayudar a proteger los ojos de la degeneración macular asociada con la edad, y también de las cataratas debido a que contiene  abundante cantidad de un carotenoide llamado zeaxantina. El potasio aportado por el melón tiene propiedades vasodilatadoras, lo cual ayuda a distender  los vasos sanguíneos y reducir  la presión sanguínea. Así, una ingestión regular de melón puede hacerlo sentir mas relajado y con menos estrés.

A pesar de que muchas personas con diabetes evitan consumir frutas azucaradas, recuerde que la clave para  consumirlas es la moderación. La cantaloupa puede ser disfrutada de numerosas formas que incluyen su consumo como fruta, jugo o en ensaladas. Nosotros en Tu Salud  le recomendamos incluir el melón en su dieta y como siempre, consulte a su nutricionista.

No comments :

Post a Comment