Sunday, May 18, 2014

Conocer los síntomas del cáncer de ovario es fundamental para combatirlo

 

Madrid, 8 may (EFE).- Conocer los síntomas del cáncer de ovario, que se cobró la vida de 248 madrileñas en 2012, es fundamental para combatirlo ya que el 80% de las mujeres sobrevive más de cinco años cuando se diagnostica de forma temprana, explica Sanidad con ocasión hoy del Día Mundial contra el Cáncer de Ovario.
 
Hinchazón abdominal, dolor pélvico o abdominal, la necesidad de orinar frecuentemente, estreñimiento o diarrea, sensación de plenitud continua, pérdida de apetito o cansancio excesivo, entre otros, son algunos de los síntomas que pueden hacer sospechar la existencia de un cáncer de ovario.

Aunque estos pueden deberse a enfermedades benignas, es recomendable consultar con el médico si persisten durante dos o tres semanas.


La incidencia del cáncer de ovario en España registra un ascenso lento pero continuado desde los años 80, mientras que la tasa de mortalidad creció progresivamente hasta 2001 y desde entonces ha comenzado a descender, gracias a una mejora en el diagnóstico y la aplicación de nuevos tratamientos médicos y quirúrgicos.


En 2012 se estima en 3.236 los casos nuevos de cáncer de ovario en España, siendo el quinto tumor maligno en orden de incidencia en mujeres, detrás del cáncer de mama, colorrectal, endometrio y pulmón; y el segundo entre los cánceres ginecológicos.

Ese mismo año, según el INE, fallecieron 1.887 mujeres por este tumor en todo el país.


La supervivencia relativa a cinco años del diagnóstico de cáncer de ovario en España se sitúa en el 36,8%, según los últimos datos disponibles.

En la Comunidad de Madrid, en 2012, se diagnosticaron 346 nuevos casos y se registraron 248 fallecimientos.


Se ha relacionado el cáncer de ovario con algunos factores hormonales o relacionados con la reproducción. Así, las mujeres que no han tenido hijos tienen mayor riesgo de desarrollarlo, mientras que el riesgo disminuye en mujeres que han empleado anticonceptivos orales.


Otros factores que, muy recientemente, se han relacionado con el cáncer de ovario son la obesidad y el tabaquismo. La mayor parte de los casos de este tumor se diagnostican entre los 45 y los 75 años.


Sólo entre el 5 y el 10% de los cánceres de ovario son hereditarios.

Actualmente, el Servicio Madrileño de Salud desarrolla un Programa de Cáncer Familiar, en el que se incluyen y estudian los casos de mujeres con antecedentes familiares de cáncer de ovario y/o mama según una serie de criterios clínicos.


El objetivo es realizar un seguimiento exhaustivo de las mujeres con mayor riesgo para, en su caso, realizar un seguimiento personalizado favoreciendo una detección precoz o indicar alguna terapia previa para evitar su aparición.


El tratamiento habitual, una vez detectado el tumor, es la cirugía, aunque la aparición de nuevas moléculas está mejorando los resultados del tratamiento interdisciplinar.

No comments :

Post a Comment