Sunday, April 20, 2014

¿Te duele el cuello? ¿Problemas con las cervicales? Estos ejercicios te ayudaran


Sentado cómodamente, lo mas relajado  posible, o si lo prefieres también los puedes hacer de pie,  el resultado es el mismo, busca tu comodidad.  Si acompañas estos ejercicios con música suave el resultado es excepcional.
  • Empecemos relajando los hombros.
Sin forzar mueve los hombros hacia adelante, intentando hacer círculos, repite 10 veces y haz el mismo ejercicio en sentido contrario, hacia atrás otras 10 veces.
Respira profundamente durante todo el ejercicio.
  • Ya relajados los hombros, sigamos con el ejercicio del “SI”...
Mueve la cabeza con movimientos lentos hacia adelante intenta que la barbilla toque el pecho pero sin forzar, lentamente regresa a la posición inicial, ahora mueve tu cabeza hacia atrás todo lo que puedas pero sin notar dolor, sin forzar. Repite 10 veces.
Recuerda es muy importante que los hombros, el cuello y la cabeza estén perfectamente relajados, es la base de        estos   ejercicios, nunca forzar las posturas.
La respiración debe de ser profunda, coge aire mientras haces el movimiento y suéltalo al llegar a la posición inicial.
  • Ahora sigamos con el ejercicio del “NO”.
Coge aire y gira tu cabeza hacia el hombro izquierdo y mantén esta posición unos segundos , volver a la posición inicial y soltar el aire, haz lo mismo hacia el otro lado. Repite 10 veces.
Recuerda la respiración debe ser como en el anterior ejercicio
  • Ejercicio de cuello lateral.
Coge aire mientras  ladeas la cabeza como si intentaras que tu oreja toque el hombro, sin forzar, siempre debe de ser cómodo y relajado, vuelve a la posición inicial, suelta el aire y haz lo mismo con el lado contrario. Repite 10 veces.
  • Estira el cuello y  los hombros.
Sentado o de pie, coge tus manos, entrelaza los dedos y estira tus brazos rectos hacia arriba lo máximo posible, al mismo tiempo estira tu cuello como si alguien desde arriba tirara de tu cabeza. Regresa a la posición inicial, respira hondo y repite 3 veces.
Coge tus manos y entrelaza los dedos de nuevo y estira hacia adelante a la altura del pecho todo lo que puedas. Regresa a la posición inicial, repite 3 veces
Coge aire  profundamente mientras estiras y suéltalo al regresar a la posición inicial.

Haz de estos ejercicios una rutina diaria,  fortalecer los músculos del cuello te ayudara a la disminución de los problemas cervicales.
En tu trabajo, cambia de postura con frecuencia, si trabajas delante de un ordenador la pantalla debe de estar a la altura de los ojos, no fuerces posturas, si notas dolor en cualquier actividad es la luz roja que te indica que no haces lo correcto.
En tu descanso, siéntate correctamente en el sofá no “ te tires en él “ si apoyas la cabeza en el posabrazos, tu cuello sufrirá, recuerda el sofá no es una cama.
En la cama, comprueba que la almohada mantiene tu cuello recto, bien apoyado, las almohadas tanto por exceso de tamaño como por defecto no son un buen aliado para tu descanso. Existen en el mercado almohadas con una forma especial llamadas cervicales diseñadas para que estas descansen en su totalidad y en la postura correcta. Puede que te cueste adaptarte a ellas unos días pero luego tu cuello te lo agradecerá.
Si las molestias en el cuello son persistentes visita a tu medico, es el más indicado para valorar tu estado.

http://blog.viscoform.com.es/

No comments :

Post a Comment