Search This Blog

Loading...

Monday, June 4, 2012

Medidas para aliviar o prevenir los calambres nocturnos en las piernas


Toda persona que alguna vez se ha despertado con un calambre en las piernas sabe lo doloroso que puede ser cuando un músculo se contrae repentinamente. Los calambres nocturnos normalmente ocurren en las pantorrillas, pero también pueden presentarse en los pies y en los muslos.
En la mayoría de casos, los calambres nocturnos en las piernas no son nocivos y pueden aliviarse, e incluso prevenirse, con algunos estiramientos simples u otras medidas de autocuidado. No obstante, cuando ocurren con regularidad y ocasionan fuertes molestias, es preciso acudir al médico. Esto es particularmente cierto cuando los calambres de las piernas interfieren con el sueño o hay debilidad muscular, hinchazón, entumecimiento o dolor que no pasa o que continúa apareciendo.
A pesar de que el riesgo de sufrir calambres nocturnos en las piernas aumenta con la edad, generalmente es difícil precisar su causa. La verdad es que estos calambres a menudo se presentan sin ninguna razón.
Los calambres en las piernas pueden vincularse a la deshidratación, a permanecer sentado durante mucho tiempo, o a ingerir insuficiente cantidad de potasio, calcio o magnesio.  De igual manera, algunos medicamentos también se relacionan con este problema, como los diuréticos, los betabloqueadores y los antihipertensivos.
A veces, estos calambres podrían relacionarse con una afección metabólica subyacente, como el hipotiroidismo (tiroides poco activa) o con una afección paratiroidea. La diabetes es otra enfermedad que altera el metabolismo y también puede provocar calambres musculares.
Los calambres nocturnos en las piernas a veces se confunden con el síndrome de las piernas inquietas, en el que una desagradable sensación similar a pulsaciones o tirones en las piernas conduce a un deseo incontrolable de mover las extremidades inferiores. Estos síntomas ocurren principalmente por la noche, o cuando la persona se encuentra en reposo. Sin embargo, el dolor muscular es menos común en el síndrome de las piernas inquietas que en los calambres nocturnos. El dolor debido a la hinchazón de las piernas por exceso de líquidos (edema) también se podría sentir como un calambre.
El dolor de los calambres en las piernas puede variar en intensidad y durar desde sólo pocos segundos a 15 minutos o más. Para obtener alivio, se frota suavemente el músculo contraído para ayudarlo a relajar, y estirarse también puede aminorar el espasmo. Cuando el calambre es en la pantorrilla, intente ponerse de pie y recargar el peso del cuerpo sobre la pierna en cuestión, doblando apenas la rodilla. Si el dolor es demasiado e impide que se ponga de pie, estire recta la pierna, flexionando el pie hacia arriba en dirección de la cabeza.
Aplicar calor o frío también puede ofrecerle alivio. Para relajar los músculos tensionados, aplique hielo o una compresa fría directamente sobre la zona del calambre. Podría también ayudarle a sentirse mejor aplicar calor con una toalla caliente o una almohadilla térmica, o tomar un baño o ducha caliente para disminuir el dolor y la sensibilidad muscular.
Si bien los calambres nocturnos en las piernas pueden tomar por sorpresa, es posible prevenirlos y las siguientes medidas pueden ayudarle.
  • Permanecer hidratado: beber agua u otros líquidos en cantidad suficiente durante todo el día pueden evitar la deshidratación. Eso también ayuda a que los músculos se contraigan y relajen con más facilidad. Cuando uno participa en alguna actividad física, es particularmente importante reponer los líquidos, y continuar bebiendo agua u otros líquidos después de dicha actividad.
  • Estirarse antes de acostarse: si padece de calambres nocturnos en las piernas, lo mejor sería que se estire antes de ir a dormir.
  • Hacer un poco de ejercicio: andar en una bicicleta estacionaria durante unos minutos antes de acostarse podría ayudarle a prevenir los calambres mientras duerme.
  • Escoger el calzado correcto: usar zapatos que le ofrezcan buen apoyo podría ayudar a prevenir los calambres en las piernas.
  • Aflojar la ropa de cama: afloje las sábanas y demás mantas de la cama en la parte de los pies.
Si las medidas de autocuidado no mantienen a raya a los calambres, los analgésicos, como el acetaminofén (Tylenol y otros) también podrían ayudarle.


La Nueva Guía Electronica De Alimentos Qué Curan

 La Nueva Guía Electronica De Alimentos Qué Curan
Ordene Aqui No se vende en farmacia ni requieren receta medica, pero puede hacer mucho por tu salud, mas que cualquier medicamento tradicional. Mandé Su Pago De $ 5.00 Dólares Cheque O Giro Su Dirección o Correo Electrónico. Al Apartado Aéreo Astromedicin P.O.BOX 555004 Los Angeles, California 90055 U.S.A. Si tiene paypal Aquí>


No comments :

Post a Comment