Search This Blog

Loading...

Monday, October 3, 2011

Cáncer inflamatorio de seno: preguntas y respuestas






MES DE LA PREVENCION DEL CANCER DE SENO


Qué es el cáncer inflamatorio de seno?
  1. El cáncer inflamatorio de seno es un tipo de cáncer de seno que es poco común, pero muy agresivo. Las células cancerosas bloquean los vasos linfáticos de la piel del seno. Este tipo de cáncer de seno se llama "inflamatorio" porque muchas veces el seno se ve hinchado y enrojecido, o "inflamado". El cáncer inflamatorio de seno representa del 1 al 5 por ciento de todos los casos de cáncer de seno en los Estados Unidos (1). Suele ser diagnosticado en mujeres más jóvenes en comparación con los otros tipos de cáncer de seno. Las mujeres afro-americanas padecen cáncer inflamatorio de seno más frecuentemente y a una edad más joven que las blancas. Así como otros tipos de cáncer de seno, los hombres pueden también ser diagnosticados con cáncer inflamatorio de seno, pero ordinariamente a una edad mayor que en las mujeres. Algunos estudios han mostrado una asociación entre un historial familiar de cáncer de seno y el cáncer inflamatorio de seno, pero se necesitan más estudios para obtener conclusiones sólidas (2). 
  2. ¿Cuáles son los síntomas del cáncer inflamatorio de seno?
    Los síntomas del cáncer inflamatorio de seno son los senos enrojecidos, inflamados y calientes, sin que haya con frecuencia un bulto definido. El seno se ve enrojecido e inflamado porque las células cancerosas están bloqueando los vasos linfáticos de la piel. La piel del seno también puede tener un color rosa, rojizo amoratado o magullado. La piel también puede tener rebordes o parecer como si estuviera picada, como la piel de una naranja (llamada peau d'orange), lo cual es causado por una acumulación de líquido y edema (inflamación) en el seno. Otros síntomas son pesadez, ardor, dolor, aumento del tamaño del seno, sensibilidad o pezones invertidos (sumidos hacia adentro) (3). Estos síntomas casi siempre surgen rápido, en un periodo de semanas o meses. También se pueden encontrar ganglios linfáticos inflamados en la axila, arriba de la clavícula o en ambos lugares. Sin embargo, es importante notar que estos síntomas pueden ser también causados por otras afecciones como una infección, lesión u otros tipos de cáncer (1). 
  3. ¿Cómo se diagnostica el cáncer inflamatorio de seno?
    El diagnóstico de cáncer inflamatorio de seno se basa principalmente en los resultados de la exploración clínica del médico (1). La biopsia, la mamografía y la ecografía del seno se utilizan para confirmar el diagnóstico. El cáncer inflamatorio de seno se clasifica como un cáncer de seno en estadio IIIB o IV (2). El cáncer de seno en estadio IIIB es localmente avanzado, mientras que el cáncer de seno en estadio IV es cáncer que se ha diseminado a otros órganos. El cáncer inflamatorio de seno suele crecer rápidamente y la apariencia física del seno de pacientes con cáncer inflamatorio es diferente de la de pacientes con otros cánceres de seno en estadio III. El cáncer inflamatorio de seno es un cáncer especialmente agresivo y localmente avanzado.
    La estadificación del cáncer describe la extensión o gravedad del cáncer que padece una persona. (La hoja informativa del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) Etapa del cáncer: preguntas y respuestas en http://www.cancer.gov/espanol/cancer/hojas-informativas/etapa-cancer-respuestas ofrece mayor información sobre la estadificación). Saber el estadio del cáncer ayuda al médico a crear un plan de tratamiento y calcular un pronóstico (predicción de la posible evolución o resultado de una enfermedad; la posibilidad de recuperación o recurrencia). 
  4. ¿Cómo se trata el cáncer inflamatorio de seno?
    El tratamiento del cáncer inflamatorio de seno incluye quimioterapia, terapia dirigida, cirugía, radioterapia y terapia hormonal. También es posible recibir cuidados médicos de apoyo para ayudar a controlar los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Por lo general, la quimioterapia (fármacos contra el cáncer) es el primer tratamiento que se administra a pacientes con cáncer inflamatorio de seno, lo que se llama terapia neoadyuvante. La quimioterapia es un tratamiento sistémico; es decir, afecta las células de todo el cuerpo. El propósito de la quimioterapia es controlar o destruir las células cancerosas, inclusive las que se han diseminado a otras partes del cuerpo.
    Después de la quimioterapia, es posible someterse a cirugía o a radioterapia de la pared torácica cuando está presente el cáncer inflamatorio de seno. Tanto la radiación como la cirugía son tratamientos locales que afectan solamente las células del tumor y sus alrededores. El propósito de la cirugía es extraer el tumor del organismo, mientras que el propósito de la radioterapia es la destrucción de las células cancerosas que hayan quedado. La cirugía para extraer el seno (o tanto tejido del seno como sea posible) se llama mastectomía. La disección de los ganglios linfáticos (extracción de ganglios linfáticos que se encuentran en la axila para su examen al microscopio) se realiza durante esta cirugía.
    Después de los tratamientos sistémicos y locales, es posible recibir más tratamientos sistémicos para reducir el riesgo de recurrencia (que el cáncer regrese). Estos tratamientos pueden incluir más quimioterapia, terapia hormonal (tratamiento que interfiere con los efectos de la hormona femenina estrógeno, el cual puede fomentar el crecimiento de células de cáncer de seno), terapia dirigida (como trastuzumab, que se conoce también como Herceptina®) o las tres. Trastuzumab se administra a pacientes cuyos tumores sobreexpresan la proteína tumoral HER-2. Para mayor información sobre Herceptina y la proteína HER-2, lea la hoja informativa del NCI Herceptin® (Trastuzumab): Questions and Answers, enhttp://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/therapy/herceptin en Internet.
    Los cuidados médicos de apoyo son los tratamientos que se ofrecen para mejorar la calidad de vida de pacientes que tienen una enfermedad grave o que pone la vida en peligro, como el cáncer. Los cuidados médicos de apoyo previenen o tratan los síntomas de la enfermedad lo más pronto posible, así como los efectos secundarios causados por el tratamiento de la enfermedad y los problemas psicológicos, sociales y espirituales relacionados con la enfermedad o su tratamiento. Por ejemplo, se pueden utilizar prendas de compresión para tratar el linfedema (inflamación causada por la acumulación excesiva de líquido) que resulta de la radioterapia o la extracción de ganglios linfáticos. Además, reunirse con asistentes sociales, asesores o miembros del clero puede ayudar a quienes quieren hablar de sus sentimientos y preocupaciones. Un asistente social puede con frecuencia sugerir recursos para ayudar con la recuperación, apoyo emocional, ayuda económica, transporte o cuidado en el hogar. 
  5. ¿Hay estudios clínicos (estudios de investigación con personas) disponibles? ¿En dónde se puede conseguir más información sobre los estudios clínicos?
    Sí. El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) patrocina estudios clínicos diseñados a identificar nuevos tratamientos y mejores maneras de utilizar los tratamientos actuales. Antes de poder recomendar un nuevo tratamiento para uso general, los médicos realizan estudios clínicos para saber si el tratamiento es seguro para los pacientes y efectivo contra la enfermedad. La participación en los estudios clínicos es una opción de tratamiento cuando se tiene cáncer inflamatorio de seno y se anima a quienes tienen este cáncer a que consideren participar en un estudio clínico.
    Las personas que quieren participar en un estudio clínico deberán hablar con su médico. Para mayor información sobre los estudios clínicos, contacte al Servicio de Información sobre el Cáncer (CIS) (vea más adelante) al 1–800–4–CANCER y solicite el folleto La participación en los estudios clínicos: lo que los pacientes de cáncer deben saber . Este folleto describe cómo se realizan los estudios de investigación y explica sus beneficios y riesgos posibles. Información adicional sobre los estudios clínicos está disponible enhttp://www.cancer.gov/clinicaltrials en el sitio web del NCI. Este sitio ofrece información detallada sobre los estudios que se están realizando actualmente pues está enlazado a PDQ®, el banco de datos comprensivo de información sobre el cáncer del NCI. El CIS también proporciona información de PDQ.
  6. ¿Cuál es el pronóstico cuando se tiene cáncer inflamatorio de seno?
    El pronóstico describe la posible evolución o resultado de una enfermedad; es decir, la posibilidad de que el paciente se recupere o de que el cáncer regrese. El cáncer inflamatorio de seno tiene más probabilidades de haberse metastatizado (diseminado a otras partes del cuerpo) cuando se diagnostica que los casos de cáncer de seno no inflamatorio (3). Consecuentemente, solo del 25 al 50 por ciento de quienes tienen cáncer inflamatorio de seno viven más de 5 años después de su diagnóstico; esta tasa es significativamente más baja que la tasa de supervivencia de pacientes con cáncer de seno que no es inflamatorio. Es muy importante considerar, sin embargo, que estas estadísticas son promedios basados en un número grande de pacientes. Las estadísticas no se pueden utilizar para predecir qué ocurrirá con un paciente en particular porque la situación de cada persona es única. Se deberá hablar con el médico del caso sobre el pronóstico dada la situación particular.
  7. ¿Dónde se puede conseguir mayor información sobre el cáncer de seno y su tratamiento?
    Para aprender más sobre el cáncer inflamatorio de seno, sobre otros tipos de cáncer de seno y la salud del seno en general, acuda a los siguientes recursos:

No comments :

Post a Comment